Precauciones en el cuarto de baño para evitar accidentes infantiles

23

El principal riesgo que entraña el cuarto de baño es que normalmente guardamos ahí objetos punzantes o cortantes, como cuchillas o tijeritas, o medicamentos, alcohol, acetona… Conviene conservar todos estos enseres fuera del alcance y la vista de los niños. Por otro lado, hay que tener mucho cuidado, a la hora del baño, con la temperatura del agua.

El baño es el lugar donde la familia se asea diariamente. Aquí se guardan y utilizan champús, geles, tijeras, o incluso, medicamentos. Por este motivo, los padres no deben dejar sólo al bebé en el baño.

Existen diferentes elementos que hay que vigilar como las hojas de afeitar u otras piezas cortantes que puedan producir heridas.

La hora del baño también puede suponer un peligro para el niño, sobre todo para su piel.

Los bebés tienen la piel más fina que la de los adultos. De hecho, sólo tres segundos de exposición a un chorro de agua caliente (a 60º) puede provocarles quemaduras de tercer grado.

Los electrodomésticos no se deben utilizar en lugares húmedos. Habrá que asegurar los enchufes con una toma eléctrica y no dejarlos nunca conectados.

En esta tabla se señalan posibles riesgos y la forma de prevenirlos:

SITUACIÓN POSIBLES RIESGOS PRECAUCIONES
Bebé pequeño en la bañera Ahogamiento Jamás dejarle solo, ni tampoco con un hermano pequeño
Hojas de afeitar Heridas y cortaduras Guardarlas en un cajón alto y de difícil acceso
Grifo de agua caliente, termo sin termostato, agua del baño demasiado caliente Escaldaduras y quemaduras Regular el termostato a menos de 50º. Si no lo hay, echar primero el agua fría
Secador de pelo, electrodomésticos, calefactor Quemaduras y eletrocución No utilizarlos en lugares húmedos. Asegurar enchufes con una toma de tierra. No dejarlos conectados
Botiquín, medicamentos Intoxicaciones y envenenamientos Cerrar con llave. Colocar en alto
Baldosines o sanitarios rotos con bordes cortantes Cortes y heridas Repararlos y sustituirlos

Subir