Dietas para niños con enfermedades metabólicas o intolerantes a alimentos

400

Los padres nos preocupamos enormemente si los médicos diagnostican alguna intolerancia o alergia alimentaria a nuestro bebé o niño. En este artículo te explicamos cómo funcionan estas enfermedades (enfermedad celíaca, intolerancia a la lactosa o las proteínas de la vaca, enfermedades metabólicas…) y te damos las pautas para que cuidar de tu bebé o niño sea más fácil.

La alimentación es, junto con el sueño y la herencia genética, uno de los factores que determinan el crecimiento de bebés y niños durante la infancia.

Cuando los médicos diagnostican alguna enfermedad relacionada con la alimentación a nuestros hijos pequeños, los padres podemos angustiarnos mucho y sentirnos muy inseguros.

Para que podamos cuidar de nuestro hijo, dándole solo los alimentos que le convengan y que aseguren su crecimiento óptimo, lo más importante es que estemos bien informados, que entendamos cómo funciona su enfermedad.

En este artículo sobre dietas especiales para bebés y niños:

Alimentación de niños con intolerancia a la lactosa

La dieta sin lactosa para bebés y niños se utiliza en dos situaciones:

  • Niños diagnosticados de GALACTOSEMIA (una enfermedad muy rara que se detecta a los pocos días de nacer). Nunca podrán tomar leche (ni siquiera la leche materna), sino productos que la sustituyan (hidrolizados de proteínas).
  • Niños con INTOLERANCIA A LA LACTOSA. Suele ser una situación transitoria. Por ejemplo, durante o después de pasar una diarrea intensa y en niños que tengan alguna forma de malabsorción (su intestino no puede absorber los nutrientes de forma adecuada porque está dañado por una u otra razón), no pueden tomar leche de vaca ni fórmula infantil. En el mercado existen productos que se llaman «fórmulas infantiles sin lactosa», que tienen todos los nutrientes necesarios menos la lactosa.

El yogurt y el queso pueden ser bien tolerados por estos niños ya que, debido a la fermentación, la lactosa ya está desdoblada (o digerida) casi en su totalidad.

Algunos alimentos pueden contener leche y producir molestias al bebé o niño intolerante a la lactosa. Por ejemplo: la mantequilla, algunas margarinas, los patés, la mayoría de las galletas, el chocolate…

Por ello, es importante comprobar que, entre los ingredientes de los productos que compramos para nuestro hijo, no se encuentra la leche.

Dieta para niños con enfermedades metabólicas

Al realizar las pruebas de detección de enfermedades metabólicas, se pueden detectar situaciones en que el niño es incapaz de metabolizar determinados aminoácidos o sustancias.

Estas enfermedades (hiperfenilalaninemia, enfermedad de orina con olor a jarabe de arce, alcaptonuria, tirosinemia, …), hacen que el metabolismo defectuoso del niño produzca sustancias tóxicas (para el cerebro, por ejemplo). Además, algunas sustancias necesarias para el desarrollo del bebé o niño no son bien sintetizadas por su organismo.

Por eso, los niños que padecen alguna de estas enfermedades metabólicas deben seguir dietas muy estrictas para evitar el daño en lo posible y aportarles los nutrientes esenciales que permitan el desarrollo óptimo para su condición.  Este tipo de dieta debe seguirse toda la vida.

Dieta sin gluten para niños celíacos

La dieta sin gluten es la que deben seguir los niños que hayan sido diagnosticados de enfermedad celíaca. Consiste en eliminar de la alimentación todos los productos derivados de los cereales que contienen gluten (trigo, avena, cebada, centeno, sorgo, mijo).

Es decir, que no pueden tomar: pan, galletas, biscotes, bizcochos, magdalenas, sopas de pasta, croquetas… a menos que se preparen con harinas sin gluten.

Por el contrario, pueden tomar de forma habitual los derivados del arroz y el maíz, pues estos cereales no contienen esa proteína. Los cereales para bebés suelen indicar en su composición el tipo de granos que contienen. Sin embargo, en otros alimentos a veces se añaden pequeñas cantidades de harina de cereales que, en estos niños, deben evitarse.

Es importante, pues, estar atentos a las etiquetas de los productos.  Algunos alimentos para bebés que pueden contener gluten son: potitos, natillas, postres lácteos, embutidos tipo jamón cocido, chopped pork,… Otros alimentos que lo pueden tener de forma oculta son: los patés, los helados…

Dieta sin proteínas vacunas para bebés y niños

Indicada para aquellos niños que han demostrado ser sensibles a los productos derivados de la vaca. Por lo general, los síntomas clave son: dermatitis intensas, vómitos, diarrea prolongada y, en algunos casos, asma.

Se deben eliminar de la dieta todos los derivados de la leche y la carne de vacuno. La leche se sustituye por preparados artificiales a base de:

  • Leches vegetales (leche de soja, leche de almendra).
  • Hidrolizados: contienen proteínas reducidas a fragmentos de menor tamaño. Hay que leer las etiquetas de los productos comerciales, puesto que muchos incluyen proteínas lácteas en su composición: galletas, salsas, potitos, embutidos, patés…
Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.