Cómo saber si tu bebé está preparado para iniciar la alimentación complementaria

49

La alimentación complementaria debe iniciarse alrededor de los 6 meses de edad del bebé. No obstante, existen ciertos signos del desarrollo del bebé que indican que éste está preparado para comenzar a probar los nuevos alimentos. Aún así, es importante recordar que la leche es el alimento básico de la dieta del bebé durante el primer año.

Reconocer los signos que indican que el bebé está preparado para comenzar la alimentación complementaria es fundamental para decidir cuándo empezar a darle otros alimentos además de la leche.

La OMS, UNICEF, la Academia Americana de Pediatría y la Asociación Española de Pediatría recomiendan la lactancia materna como alimentación exclusiva hasta los 6 meses de edad. A partir de los 6 meses es aconsejable comenzar a introducir la alimentación complementaria de forma gradual.

Pero además de este criterio relativo a la edad del bebé para iniciar la alimentación complementaria, existen ciertos cambios relacionados con el desarrollo del bebé que nos están indicando que éste ya está preparado para comenzar a probar alimentos distintos de la leche.

Si observamos a los bebés, es muy fácil dilucidar cuándo es el momento idóneo para comenzar a ofrecerles los alimentos complementarios. En este artículo te ofrecemos las claves para identificar las señales que indican que el bebé está preparado.

No obstante, siempre hay que tener en cuenta la recomendación de la OMS, UNICEF, la Academia Americana de Pediatría y la Asociación Española de Pediatría de no iniciar la alimentación complementaria hasta los 6 meses, aproximadamente.

Signos que indican que el bebé puede comenzar la alimentación complementaria

Los signos de desarrollo que indican que el bebé puede estar preparado para iniciar la alimentación complementaria son:

  • Se mantiene sentado sin apoyo. Cuando el bebé puede mantenerse sentado sin apoyo es más cómodo y sencillo para él manipular los alimentos, llevárselos a la boca, por lo que empezar a tomar nuevos alimentos será más placentero.
  • El reflejo de extrusión ha desaparecido. El bebé ya no empuja con la lengua hacia fuera todo lo que entra en su boca. Por tanto, ya puede comenzar a ingerir alimentos semisólidos o sólidos, utilizar la cuchara…
  • Muestra interés cuando ve comer a los adultos. El bebé quiere participar en las comidas, coger los alimentos con sus manos, llevárselos a la boca.Rechaza alimento cuando no lo quiere. El bebé es capaz de autorregularse y negarse a ingerir alimento cuando está saciado.

Estos signos suelen aparecer en torno a los 6 meses de edad del bebé, coincidiendo aproximadamente con la recomendación de los expertos en nutrición.