Recetas para bebés a partir de 15 meses: albóndigas de carne y manzana

Estas pequeñas bolitas de carne y manzana dulces, jugosas y muy nutritivas, son una buena opción para la mesa. Fáciles de comer, nuestros pequeños no se pasarán horas masticando la carne hasta que se les hace bola en la boca. Además, son ricas en proteínas y vitaminas del grupo B, que ayudan al crecimiento y al funcionamiento del sistema nervioso.

Edad recomendada

  • A partir de los 15 meses del bebé

 Ingredientes

  • 300 gr de carne de ternera
  • 200 gr de carne de cerdo 
  • 1manzana
  • 3 ó 4 zanahorias
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 huevo batido
  • 2 trozos de pan duro o 2 lonchas de pan para tostar
  • 2 cucharas de pan rallado
  • 1 taza de leche
  • 1/2 diente de ajo
  • Perejil
  • 1 hoja de laurel
  • Un chorro de vino blanco o cerveza
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Equipamiento

  • Ensaladera
  • Horno
  • Cuchara de madera
  • Cazuela
  • Fuente

Tiempo aproximado

  • El tiempo aproximado de elaboración es de 40 minutos.

Elaboración

Primero ponemos el pan duro a remojar en leche. Cuando esté blandito, escurrimos y lo reservamos. 

Picamos el ajo y el perejil muy pequeñitos. Rayamos la manzana o la cortamos en trocitos pequeños.

En una ensaladera procedemos a mezclar todos los ingredientes: la carne, la manzana rallada, el huevo batido, el ajo, el perejil y el pan mojado en leche hasta conseguir una masa homogénea. Salamos.

Previamente humedecidas las manos en agua, vamos formando las albóndigas. Aconsejamos que el tamaño de las mismas sea pequeño para que el niño pueda cogerlas solito con la mano o la cuchara sin que se rompan.

Colocamos las bolitas en una bandeja de horno, previamente forrado con papel de hornear y las cocinamos a 190º hasta que veamos que la carne cambia de color. Les damos la vuelta y seguimos horneando por el otro lado. El tiempo de cocción puede estar entre 10 y 15 minutos.

Mientras tanto, vamos a preparar la salsa. Picamos la cebolla en dados y la rehogamos en la sarten o la cazuela. Cuando empiece a cambiar de color añadimos la zanahoria cortada muy fina y la hoja de laurel. Dejamos que se haga lentamente hasta que esta última se ablande.

Cocidas las albóndigas, las incorporamos a la salsa. Añadimos un buen chorro de vino blanco o cerveza. Dejamos cocer unos 10 minutos hasta que se reduzca un poco la salsa.

Las albondigas ya están listas para comer.  

Recomendamos dejarlas reposar un poco y servirlas acompañadas de arroz.

¡Que las disfrutéis!