¿Qué es el acogimiento familiar? ¿Qué supone para los niños?

435

El acogimiento familiar es una medida de protección de niños menores en situación de desamparo, de carácter temporal. La familia de acogida ejerce el cuidado del niño o el adolescente, comprometiéndose a ocuparse no sólo de su sustento sino también de su formación personal y educativa, hasta que el menor pueda regresar con un pariente biológico. La adopción, en cambio, tiene un carácter definitivo.

Todos los niños tienen derecho a unos padres. Éste derecho está recogido en la Convención de los Derechos del Niño, que establece claramente que, además de unos padres, los niños tienen derecho a recibir cariño y a vivir en un entorno que les permita desarrollarse integralmente como personas, desde el punto de vista material, afectivo, social y moral.

Por lo general, ese entorno lo proporciona la familia. Una familia para los niños con la que aprender, jugar, reír, crecer, madurar… y convivir hasta la edad adulta.

La realidad es que muchos niños carecen de una familia o la tienen, pero no pueden hacerse cargo de sus hijos por diversas razones, por ejemplo debido a dificultades económicas, problemas con la justicia, trastornos psicológicos, enfermedades, adicciones…

Algunos de estos padres recurren a los servicios sociales para que se ocupen del bebé o niño durante una etapa concreta. En otras ocasiones es la propia administración la que determina que un padre o madre no está capacitado para cuidar de sus hijos.

Niños en situación de desamparo

Los niños cuyos padres no pueden hacerse cargo de ellos se encuentran en una situación de desamparo. Esto significa que los niños pasan a ser tutelados o protegidos por la administración con objeto de responder a sus necesidades.

Hasta no hace mucho, la administración se hacía cargo de los niños enviándolos a un centro de menores (pisos tutelados, hogares funcionales, minirresidencias…). Con el tiempo se comprobó que el mejor hogar para el desarrollo de un bebé o niño era una familia. Así nacieron los primeros acogimientos.

La situación ideal para estos casos es evitar la separación del menor de su entorno familiar y que los niños permanezcan acogidos por su familia más próxima (abuelos, tíos….). Pero si esta situación no es posible, entonces se busca una familia de acogida con la que no exista ningún grado de parentesco.

La diferencia fundamental entre la adopción y el regimen de acogimiento es que éste último no significa legalmente ser padres del niño. La familia de acogida es algo parecido a un tutor que se hace cargo del niño hasta que su situación familiar se resuelve.

¿Qué supone el acogimiento familiar para los niños?

El acogimiento supone la integración del niño en la vida de la familia que lo acoge. La familia acogedora, por su parte, se compromete a tenerlo consigo, cuidarlo, educarlo y proporcionarle una formación personal y educativa hasta que el bebé o niño pueda regresar de nuevo con su familia biológica.

Por lo general, esto ocurre cuando los padres demuestran que están capacitados nuevamente para cuidar de sus hijos y han superado sus problemas iniciales, por ejemplo alcoholismo, drogadicción…

A diferencia de la adopción, el acogimiento permite que el niño siga manteniendo el vínculo de unión jurídico y afectivo con su familia biológica. En algunos casos, esto significa que el niño sigue viendo a sus padres y que las familias de acogida no se convierten en padres del niño.

El acogimiento es una medida de protección del menor de carácter temporal, ya que el niño suele regresar con su familia de origen, mientras que la adopción es una medida permanente e irrevocable que dura toda la vida del menor.

Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.