La vacuna frente al rotavirus evita el sufrimiento que produce la enfermedad