El rotavirus es la primera causa de hospitalización por diarrea en niños