1 de cada 3 mujeres tiene problemas asociados al suelo pélvico