El IVI logra los primeros embarazos con una novedosa técnica basada en la vitrificación de óvulos