El desarrollo psicomotor de los bebés prematuros

El desarrollo psicomotor de los bebés prematuros


La mayoría de los bebés prematuros equipara su desarrollo psicomotor con el de cualquier bebé a lo largo del primer año. Algunos presentan una curva de crecimiento lenta y han de hacer frente a un posible retraso motor simple o a una hipertonía transitoria. Por ello, es importante el seguimiento médico de los prematuros durante los primeros dos años.

Publicidad

Desarrollo psicomotor del bebé prematuro

La mayoría de los bebés prematuros logrará un desarrollo psicomotor adecuado, aunque a un ritmo más lento que los otros bebés. Por ejemplo:

  • El 50% de los bebés que nacieron con menos de 1.500 gramos son capaces de mantenerse sentados a los 7 meses de edad corregida. Casi todos (el 90%) lo habrán logrado hacia los 9 meses de edad corregida.
  • El 50% es capaz de andar a los 12 meses de edad corregida. Casi todos (el 90%) lo habrán logrado a los 16 meses. Hay que tener en cuenta algunas características especiales de estos bebés:

RETRASO MOTOR SIMPLE

Consiste en un simple retraso en la adquisición de algunas habilidades motoras. Logran adquirirlas, pero más tarde que sus coetáneos. Esto ocurre más a menudo en aquellos que deben ser hospitalizados varias veces (por infecciones respiratorias) y en los que tienen una curva de crecimiento más lenta. Estos niños se pueden beneficiar de los programas de Estimulación Precoz. Casi siempre tendrán una evolución favorable.

HIPERTONÍA TRANSITORIA

Los músculos del bebé están preparados para desarrollarse dentro de un medio líquido. Cuando maduran fuera de la madre, lo hacen de una manera algo diferente. Además, el bebé en la incubadora está apoyado sobre una superficie plana, boca arriba (mientras que dentro del útero se encontraría flexionado). Por estos motivos, en los bebés que nacen antes de las 32 semanas, predomina el tono de los músculos extensores. Cuando se detecta aumento del tono muscular, se suele sospechar parálisis cerebral. Pero para diferenciar estas dos situaciones (una normal y transitoria, otra más severa), se deben observar estos aspectos:

  • La hipertonía transitoria suele comenzar a notarse hacia los 3 meses de edad corregida.
  • Tiende a extenderse desde los músculos del cuello al tronco (parecen tener los hombros echados hacia atrás) y luego a las piernas. Va en sentido “descendente” o “cefalo-caudal”.
  • No hay diferencias entre ambos lados del cuerpo y la tensión no es permanente (no hay retracciones).
  • El bebé consigue sostenerse sentado y caminar.
  • La hipertonía transitoria desparece a los 18 meses.

PARÁLISIS CEREBRAL

La parálisis cerebral se manifiesta también por hipertonía (aumento del tono muscular), pero se acompaña de retraso en adquisición de las habilidades. Además, los músculos se acortan, por lo que se producirán asimetrías y retracciones.


Artículos relacionados

¿Cómo es la adaptación escolar del prematuro?

¿Cómo es la adaptación escolar del prematuro?

Para evitar retrasos en el aprendizaje, conviene apuntarlos a programas de estimulación precoz y revisar periódicamente su desarrollo.

La conducta en bebés y niños prematuros

La conducta en bebés y niños prematuros

Es frecuente que los bebés y niños prematuros tengan alguna alteración del comportamiento relacionada con la sobreprotección de los padres.