El Hospital de La Plana de Castellón ofrece un gas de efecto analgésico para apaciguar el dolor del parto