La Generalitat Valenciana autoriza la aplicación de la técnica de diagnóstico preimplantacional a tres familias