En España, las complicaciones en el parto y los accidentes domésticos son las primeras causas de mortalidad infantil