Día Mundial de la Alergia: una enfermedad que no se cura