Una de cada cinco mujeres de alto nivel profesional renuncia a la baja por maternidad