Trastornos del sueño en niños

Trastornos del sueño en niños


Los padres debemos establecer una rutina para el momento de irse a dormir desde que los niños son pequeños con el fin de prevenir la aparición de trastornos del sueño más adelante, como son el miedo a la oscuridad, el sonambulismo, las pesadillas o los terrores nocturnos.

Publicidad

Algunos niños tienen trastornos del sueño

Algunos niños tienen trastornos del sueño

Es habitual que los niños intenten retrasar la hora de dormir. Para los niños equivale a no poder jugar, despedirse de sus padres y quedarse solos en la oscuridad.

Hasta el primer año de edad, los bebés y niños pequeños pueden echarse a llorar antes de dormir para expresar miedo o aburrimiento. En esta etapa nuestros hijos utilizan el llanto para expresarse y comunicarse con los padres.

Durante el segundo año pueden surgir los primeros miedos nocturnos y algunos niños experimentan cierta resistencia a acostarse. Sin embargo, antes de los 4 años no se habla propiamente de trastornos del sueño. Establecer una rutina horaria, reforzándola con rituales para dormir si es necesaio, es la mejor manera de mantener a raya los posibles trastornos del sueño.

Desgraciadamente, no siempre es posible evitar la aparición de trastornos del sueño en nuestros hijos, pues no siempre dependen de factores que podamos controlar. La aparición de trastornos va ligada frecuentemente al desarrollo emocional de nuestro hijo, en el que influyen factores incontrolables como su temperamento, y que se refleja, por ejemplo, en el sueño o la autoestima del niño. 

Si crees que tu hijo padece algún trastorno del sueño, lo primero que has de hacer es identificarlo. Algunos llamados "trastornos" carecen por completo de gravedad.

En este artículo te indicamos los trastornos del sueño más comunes en niños:

Miedo a la oscuridad

Muchos niños tienen miedo por las noches. El origen inmediato del miedo puede estar en un cuento, una película o un hecho ordinario que, por algún motivo, le ha impresionado.

Se ha apuntado que en el fondo del miedo nocturno de los niños, siempre subyace el mismo temor: el miedo a ser abandonado por sus padres. Por eso, debemos tomarnos en serio el miedo de nuestro hijo...  Leer más

Niños sonámbulos y niños que hablan en sueños

El sonambulismo es un fenómeno poco frecuente, que consiste en que la persona se levanta de la cama y camina mientras continúa durmiendo. Es algo más habitual en niños, ya que sus mecanismos de sueño todavía no están del todo formados.

Por otro lado, y debido también a la inmadurez de sus mecanismos de sueño, es relativamente frecuente que los niños hablen, se muevan, e incluso lloriqueen mientras están soñando... Leer más

Pesadillas en la infancia

Las pesadillas son sueños que el niño vive como terroríficos. Para los niños, la barrera entre la realidad y la ficción es menos clara que para los adultos. Por ello, suelen tardar más que nosotros en superar el trance en que les pueden sumir las pesadillas... Leer más

Terrores nocturnos

Este trastorno del sueño resulta especialmente alarmante para los padres, aunque no es el más problemático para los propios niños. Los niños que padecen los llamados "terrores nocturnos" parecen despertarse en mitad de la noche; gritan, se les pone la cara roja, sudan... en resumen: parecen terriblemente agitados a los ojos de sus padres.

Sin embargo, estos niños están profundamente dormidos. Los terrores nocturnos son pesadillas, con la diferencia de que en el caso de los terrores nocturnos los niños expresan su angustia... Leer más


Artículos relacionados

¿Qué dificultades para dormir tienen los niños de 2-3 años?

¿Qué dificultades para dormir tienen los niños de 2-3 años?

Los niños de 2 a 3 años pueden tener miedos nocturnos, pesadillas o resistencia a irse a la cama. Estos problemas de sueño pueden tratarse con pautas sencillas.

Rituales para enseñar a dormir a los bebés y niños

Rituales para enseñar a dormir a los bebés y niños

Los rituales ayudan a nuestros hijos a tomar conciencia de que se acerca la hora de dormir. ¡Cuéntales un cuento antes de acostarlos!