¿Sabías que el juego simbólico va cambiando a medida que crece el niño?