¿Cómo deben ser los primeros zapatos del bebé?