¿Qué es y cuánto dura el permiso de lactancia?

¿Qué es y cuánto dura el permiso de lactancia?


El permiso de lactancia autoriza tanto a la madre como al padre del recién nacido a ausentarse una hora al día de su puesto de trabajo sin que su salario disminuya. Se puede disfrutar de este permiso durante los primeros nueve meses de vida del bebé. De este modo, se ayuda a los padres con el cuidado del bebé a lo largo de la lactancia.

Publicidad

Permiso de lactancia para la madre y el padre tras el embarazo

Permiso de lactancia para la madre y el padre tras el embarazo

El permiso de lactancia es el derecho que tienen las madres o padres trabajadores a ausentarse de su puesto de trabajo con el objetivo de facilitar la lactancia de sus hijos sin que repercuta en su salario laboral.

El tiempo para disfrutar el permiso de lactancia es de una hora diaria o bien de dos fracciones de media hora cada día, tanto si se trata de lactancia natural como artificial.

El periodo para ejercer este derecho concluye a los 9 meses del nacimiento del bebé, y la concreción horaria corresponderá decidirla al trabajador, dentro de su jornada laboral ordinaria.

Además, es necesario avisar al empresario con quince días de antelación la fecha en la que el trabajador o trabajadora se reincorporará a su jornada ordinaria.

¿Quién puede disfrutar del permiso de lactancia?

 

En el caso de que el padre o la madre trabajen, cualquiera de los dos puede disfrutar indistintamente de este derecho. Sin embargo, si la madre no realiza una prestación laboral por cuenta ajena, el permiso no puede ser disfrutado por el padre.

En los casos en los que la persona que solicita el permiso de lactancia sea trabajador autónomo, el nuevo Estatuto de Trabajadores Autónomos, aprobado el 11 de julio de 2007, sólo contempla el derecho a suspender su actividad en las situaciones de riesgo durante la lactancia.

En casos de partos múltiples, la legislación laboral no reconoce de momento una ampliación del permiso de lactancia.

Asimismo, tampoco reconoce el derecho a disfrutar el permiso de lactancia de forma acumulada después del permiso por maternidad, salvo en los casos en los que el convenio colectivo de aplicación lo regule de forma expresa. En este sentido, es recomendable que los padres conozcan los detalles del convenio laboral que les corresponde para poder ejercer correctamente todos sus derechos.

¿Qué hacer si la empresa niega tu permiso de lactancia?

 

a) Cuando el trabajador y la empresa no lleguen a un acuerdo sobre el horario y la duración del periodo del permiso de lactancia, se puede presentar una demanda ante los Juzgados de lo Social para que reconozcan el ejercicio de este derecho a través de un procedimiento específico para estas reclamaciones, previsto en la Ley de Procedimiento Laboral.

b) Cuando, una vez solicitado el permiso de lactancia, la empresa responde con un despido, se trata de un despido nulo por vulneración de derechos fundamentales. Frente a esto, se debe presentar una demanda contra la empresa antes de que transcurran veinte días desde la notificación del despido.


Artículos relacionados

Amamantar de noche para mantener la lactancia

Amamantar de noche para mantener la lactancia

Dar de mamar al bebé durante la noche contribuye al mantenimiento de la lactancia materna cuando termina el permiso de maternidad.

El cuidado de los pechos en el embarazo y la lactancia

El cuidado de los pechos en el embarazo y la lactancia

El cuerpo de la mujer prepara a su pecho de manera natural durante el embarazo para la lactancia, por tanto, mantener una higiene adecuada de esta zona es importante en esta etapa.

Consejos para alimentar a los bebés recién nacidos

Consejos para alimentar a los bebés recién nacidos

Las madres que han optado por la lactancia materna pueden necesitar algunos consejos sobre cómo llevarla a cabo correctamente.

¿Se puede dar el pecho después de una cesárea?

¿Se puede dar el pecho después de una cesárea?

Algunas mujeres piensan que tras un parto por cesárea no es posible la lactancia materna. Esta creencia es completamente errónea.