Niño: el sueño en los 9, 10 y 11 años

El niño deja atrás la etapa de bebé entre su segundo y tercer año. En este periodo todos los niños saben andar y hablar, por lo que relacionarse con ellos es más divertido.

Los niños de 9 años saben que existen diferentes formas de educar y a los 10 años muestran claramente su opinión. A los 11 años se centran más en su grupo de amigos.

Dormir bien es fundamental para nuestro organismo. El sueño es un tema que puede verse alterado en el embarazo y en los bebés y niños. ¡Aquí te enseñamos a manejarlo!

Pesadillas niños sueños dormir bien en la infancia

¿Qué podemos hacer los padres si el niño tiene pesadillas?

Muchos niños tienen pesadillas y éstas pueden convertirse en una dificultad para dormir. A fin de que esto no llegue a ser un problema, es importante que los padres ayudemos a nuestros hijos a hablar sobre ellas y les consolemos.

0
Enuresis nocturna pis en la cama ayuda

¿Por qué se produce la enuresis?

La enuresis infantil es la incapacidad del niño de despertarse ante la necesidad de orinar y, por tanto, la aparición de escapes de pis mientras duerme. Esta dificultad puede tratarse de distintas maneras.

1

Imagen destacada

¿Por qué algunos niños tienen sonambulismo y somniloquia?

Los niños entre 3 y 11 años pueden presentar episodios de sonambulismo y somniloquia que se deben a que sus mecanismos de control del sueño aún están inmaduros y suelen desaparecer con el paso del tiempo.

1
Incontinencia y enuresis infantil

Fármacos y sistemas de alarma para tratar la enuresis infantil

Existen fármacos y sistemas de alarma electrónicos que ayudan a que el niño no tenga escapes de orina en la cama. Estos tratamientos alternativos suelen dar buenos resultados.

1

Tratamiento enuresis infantil

¿Cómo enseñar al niño a despertarse solo para evitar la enuresis infantil?

Enseñar al niño a despertarse por sí mismo cuando sienta necesidad de hacer pis mientras duerme es un entrenamiento eficaz para evitar los escapes nocturnos de orina.

0
Terrores nocturnos y pesadillas en niños de 4 cuatro a 10 diez años

¿Qué son los terrores nocturnos?

Los terrores nocturnos resultan muy alarmantes para los padres. Durante los mismos, el niño parece muy agitado y es difícil despertarle. Suelen resolverse instaurando hábitos de sueño adecuados.

0

Miedo a la oscuridad en niños

Miedo a la oscuridad

El miedo a la oscuridad en los niños se relaciona con el miedo a quedarse solos, a separarse de sus padres. Por ello es muy importante que los padres prestemos atención a este miedo y ayudemos a nuestro hijo a superarlo.

3
Algunos niños tienen trastornos del sueño

¿Se pueden prevenir los trastornos del sueño en la infancia?

Los trastornos del sueño son dificultades que presentan los niños a la hora de dormir, como miedo a la oscuridad, sonambulismo, pesadillas o terrores nocturnos, y que los padres podemos prevenir estableciendo una rutina de sueño adecuada.

0

Enuresis e incontinencia infantil

Tratamiento de la enuresis infantil sin medicación

Los padres pueden ayudar a sus hijos a evitar los escapes de orina mientras duermen poniendo en práctica algunas pautas que facilitan al niño el control nocturno de sus esfínteres.

9

Entre los 3 y los 5 años, o incluso antes, los niños empiezan la guardería o la escuela infantil. A esta edad los niños desarrollan una gran capacidad para preguntar. Surgen los famosos "por qué", pueden aparecer los "amigos imaginarios" y comienza la etapa del "juego simbólico".

El juego simbólico se caracteriza por jugar a representar situaciones que los niños conocen, pero que no ven en el momento del juego (juegan a ser policías, médicos, bomberos...) La actividad más importante para los niños es el juego, pero también les encanta cantar, dibujar y colorear.

Entre los 6 y los 8 años los niños adquieren nuevas responsabilidades, como la de hacer las tareas o deberes. Y en este momento pueden aparecer problemas relacionados con el aprendizaje y la autoestima. El niño también amplía su círculo de amigos y en el colegio empieza a crear sus primeros lazos de amistad.

La etapa previa a la "temida" adolescencia se inicia a los 9 años y finaliza alrededor de los 11 años. Su físico experimenta grandes transformaciones, que preparan al niño y a la niña para la pubertad. Ahora son mucho más independientes desde el punto de vista emocional. Y sus principales problemas están relacionados con el ámbito escolar.

Por nuestra parte los padres, durante todo este periodo, empezamos a enseñarles a cooperar en casa, estamos pendientes de su evolución en el colegio y establecemos normas y límites con el objetivo de proporcionarles seguridad.

Los niños de 8,9 y 10 años muestran una conducta diferente cuando están en casa y cuando están en el colegio. En casa todavía necesitan de nuestro cariño y comprensión, a pesar de mostrarse cada vez más independientes.

En esta etapa también surgen los primeros signos de fracaso escolar por lo que no es raro que nuestro hijo se muestre reticente a la hora de ir al colegio. Algunos niños parecen que no se enteran en clase y a otros niños les cuesta permanecer atentos en clase.

Los padres tenemos que estar pendientes de la evolución de nuestro hijo en el colegio. Cuanto antes detectemos un problema, antes podremos encontrar la solución. De esta forma ¡estamos ganando tiempo!

Los padres también tenemos que evitar sobrecargar a nuestros hijos con actividades extraescolares. Los niños de 8 a 10 años no son máquinas. ¡Todavía necesitan tiempo para el entretenimiento y el juego!

Algunas mujeres pueden tener dificultades para dormir en el embarazo debido a los cambios físicos y hormonales que se producen en este periodo: tienen ganas de orinar con frecuencia por la noche, les resulta difícil encontrar una postura para dormir o están más nerviosas de lo habitual.

Los bebés que no duermen bien lloriquean, se muestran irritables e incluso malhumorados. ¡Ten en cuenta que su descanso y sueño es fundamental para su crecimiento y desarrollo del cerebro! La calidad del sueño del bebé depende de su temperamento (si es un bebé fácil, dificil o apático) y de su alimentación (si lo hacemos con pecho o biberón), incluso puede ser una cuestión genética. Poco a poco irá aprendiendo a dormir como un adulto. Hasta que este momento llegue, los bebés irán alternando el sueño y la vigilia. En esta última, ¡tu bebé podrá gesticular o emitir sonidos!

Conforme pasan los meses, el bebé irá necesitando dormir menos horas por el día. Ahora ya no querrá dos siestas, sino una. ¡A partir del primer año los bebés ya duermen toda la noche de un tirón! Y las primeras dificultades del sueño, como el miedo a la oscuridad o las pesadillas, pueden aparecer entre los 2 y 3 años. Un secreto: para que tu hijo duerma bien es fundamental que sigas una rutina de sueño, como bañarle, darle un suave masaje y susurrarle una canción al oído todos los días antes del sueño.