Niño: la salud, trastornos en los 9, 10 y 11 años

El niño deja atrás la etapa de bebé entre su segundo y tercer año. En este periodo todos los niños saben andar y hablar, por lo que relacionarse con ellos es más divertido.

Los niños de 9 años saben que existen diferentes formas de educar y a los 10 años muestran claramente su opinión. A los 11 años se centran más en su grupo de amigos.

Durante el embarazo, parto y postparto pueden surgir problemas de salud. Los padres también nos preocupamos cuando los niños muestran síntomas de alguna enfermedad.

Los vómitos en bebés y niños

Los vómitos de los bebés y niños enfermedades de la infancia

Los vómitos en el bebé pueden estar producidos por distintas causas. Cuando nuestro bebé vomita, debemos estar atentos a que, si éstos son repetidos, no le provoquen deshidratación.


La otitis en bebés y niños

La otitis es una enfermedad frecuente en la infancia

La otitis es una enfermedad dolorosa, muy molesta para los bebés y los niños. Suele tratarse con calor y analgésicos. Su complicación más común es la perforación del tímpano.

6

¿Qué es la depresión infantil?

Depresión infantil

En este artículo te ofrecemos las claves para identificar una depresión en los niños.

2

Calendario de vacunación de las Islas Baleares

Al igual que el resto de comunidades autónomas, Baleares tiene su propio calendario de vacunación, que se confecciona en función de las características concretas de la región.

0

Calendario de vacunación de Galicia

Al igual que el resto de comunidades autónomas, Galicia tiene su propio calendario de vacunación, que se confecciona en función de las características concretas de la región.

0

Calendario de vacunación de Castilla y León

Al igual que el resto de comunidades autónomas, Castilla y León tiene su propio calendario de vacunación, que se confecciona en función de las características concretas de la región.

0
Chucherías y golosinas en la dieta de los niños

Las chucherías ¿cuándo pueden darse a los niños?

Las chucherías son productos comestibles que deben evitarse en la dieta infantil, tanto por causas nutricionales como psicológicas.

0

Enuresis e incontinencia infantil

Tratamiento de la enuresis infantil sin medicación

Los padres pueden ayudar a sus hijos a evitar los escapes de orina mientras duermen poniendo en práctica algunas pautas que facilitan al niño el control nocturno de sus esfínteres.

9
TDAH Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es una alteración neurológica que afecta al comportamiento.


Calendario de vacunación de Cataluña

Al igual que el resto de comunidades autónomas, Cataluña tiene su propio calendario de vacunación, que se confecciona en función de las características concretas de la región.

0

Calendario de vacunación de Navarra

Al igual que el resto de comunidades autónomas, Navarra tiene su propio calendario de vacunación, que se confecciona en función de las características concretas de la región.

1

Enfermedades renales en niños

El 60% de los trasplantes de riñón en niños proceden de las madres

En elbebe.com te ofrecemos los últimos datos del Registro Español Pediátrico de Insuficiencia Renal Terminal.

0

La fimosis en bebés y niños

Es habitual que el bebé recién nacido presente fimosis. A esta edad, es normal que el prepucio esté cerrado y no se pueda retirar.

Tratamiento enuresis infantil

¿Cómo enseñar al niño a despertarse solo para evitar la enuresis infantil?

Enseñar al niño a despertarse por sí mismo cuando sienta necesidad de hacer pis mientras duerme es un entrenamiento eficaz para evitar los escapes nocturnos de orina.

0

Haemophylus Influenzae "tipo B"

La Haemophylus Influenzae "tipo B" es una enfermedad bacteriana que se trata con antibióticos y para cuya prevención se dispone de una vacuna.

0

Los niños presentan déficits nutricionales de Omega 3 DHA, Hierro y Vitamina D

Esto es así según un estudio realizado por la Dra. Cristina Campoy, profesora titular de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada y miembro del Comité de Expertos de ESPGHAN.

0

Entre los 3 y los 5 años, o incluso antes, los niños empiezan la guardería o la escuela infantil. A esta edad los niños desarrollan una gran capacidad para preguntar. Surgen los famosos "por qué", pueden aparecer los "amigos imaginarios" y comienza la etapa del "juego simbólico".

El juego simbólico se caracteriza por jugar a representar situaciones que los niños conocen, pero que no ven en el momento del juego (juegan a ser policías, médicos, bomberos...) La actividad más importante para los niños es el juego, pero también les encanta cantar, dibujar y colorear.

Entre los 6 y los 8 años los niños adquieren nuevas responsabilidades, como la de hacer las tareas o deberes. Y en este momento pueden aparecer problemas relacionados con el aprendizaje y la autoestima. El niño también amplía su círculo de amigos y en el colegio empieza a crear sus primeros lazos de amistad.

La etapa previa a la "temida" adolescencia se inicia a los 9 años y finaliza alrededor de los 11 años. Su físico experimenta grandes transformaciones, que preparan al niño y a la niña para la pubertad. Ahora son mucho más independientes desde el punto de vista emocional. Y sus principales problemas están relacionados con el ámbito escolar.

Por nuestra parte los padres, durante todo este periodo, empezamos a enseñarles a cooperar en casa, estamos pendientes de su evolución en el colegio y establecemos normas y límites con el objetivo de proporcionarles seguridad.

Los niños de 8,9 y 10 años muestran una conducta diferente cuando están en casa y cuando están en el colegio. En casa todavía necesitan de nuestro cariño y comprensión, a pesar de mostrarse cada vez más independientes.

En esta etapa también surgen los primeros signos de fracaso escolar por lo que no es raro que nuestro hijo se muestre reticente a la hora de ir al colegio. Algunos niños parecen que no se enteran en clase y a otros niños les cuesta permanecer atentos en clase.

Los padres tenemos que estar pendientes de la evolución de nuestro hijo en el colegio. Cuanto antes detectemos un problema, antes podremos encontrar la solución. De esta forma ¡estamos ganando tiempo!

Los padres también tenemos que evitar sobrecargar a nuestros hijos con actividades extraescolares. Los niños de 8 a 10 años no son máquinas. ¡Todavía necesitan tiempo para el entretenimiento y el juego!

La mayoría de los embarazos progresan sin complicaciones. Sin embargo, este periodo requiere un seguimiento médico especial por la posible aparición de complicaciones o si la embarazada, por ejemplo, tiene asma o diabetes. ¡Los primeros meses del embarazo son determinantes en la evolución y desarrollo del feto! En este periodo podrían aparecer complicaciones graves, como el embarazo ectópico (embarazo producido en la trompa de falopio, fuera del útero), aunque no es lo habitual. El diagnóstico precoz, en estos casos, es de suma importancia.

Durante los primeros meses los padres suelen sentirse desbordados por si el bebé muestra indicios de alguna enfermedad y estos no supieran reconocerlo a tiempo. Un trastorno grave, y poco frecuente, que atemoriza a los padres es el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante. Muchas veces esto hace que las consultas al médico y a los servicios de urgencia sean excesivamente frecuentes, sobre todo si los padres son primerizos. Por esta razón, los padres debemos conocer las señales que nos advierten si nuestro hijo puede presentar alguna alteración en su desarrollo o si el aprendizaje y el desarrollo psicomotor son adecuados para su edad cronológica o gestacional, en el caso de los prematuros.

En los primeros meses tu bebé recibirá las vacunas necesarias para prevenir graves enfermedades como la hepatitis, difteria o meningitis. Algunas señales que nos pueden indicar si nuestro bebé necesita atención médica son la apatía o falta de apetito cuando todavía no sabe hablar. ¡Poco a poco aprenderemos a conocer a nuestro hijo! Conforme va creciendo, el niño será quién nos indique si le duele algo: la tripa, los oídos... Pero recuerda, todos los niños muestran algún síntoma de enfermedad en algún momento de su vida, como fiebre, diarrea, tos, vómitos, otitis y otras muchas más. ¡Aquí te ayudamos a reconocer todos los síntomas que te deben preocupar!