Niño: el comportamiento en los 9, 10 y 11 años

El niño deja atrás la etapa de bebé entre su segundo y tercer año. En este periodo todos los niños saben andar y hablar, por lo que relacionarse con ellos es más divertido.

Los niños de 9 años saben que existen diferentes formas de educar y a los 10 años muestran claramente su opinión. A los 11 años se centran más en su grupo de amigos.

El comportamiento del bebé está marcado por varios factores: el vínculo que establece con sus padres, su personalidad y el entorno o educación que los padres ofrezcan al niño.

Niños víctimas de acoso escolar o bullying

Acoso escolar o bullying

Si los padres no estamos presentes en el colegio y allí es donde más vida social hacen los niños, ¿cómo saber si nuestro hijo es víctima de acoso escolar?

0

¿Qué hacer si nuestro hijo es acosado o... acosador?

Acoso escolar o bullying

Todos los niños tienden a pelear con sus iguales pero, en ocasiones, aparecen casos más graves como el acoso.

0

¿Cómo manejar las malas contestaciones de los hijos?

A partir de los 9 años algunos niños se vuelven contestones

Sobre los 9, 10 u 11 años puede aparecer un periodo de malas contestaciones.

3

TDAH Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es una alteración neurológica que afecta al comportamiento.

Celos infantiles: cuándo surgen y cómo tratarlos

Consejos para tratar los celos infantiles

Descubre cómo se manifiestan, a qué edad suelen aparecer y cómo actuar ante los celos.

0

Poner límites en la adolescencia

Límites en la adolescencia

Las normas y límites en la adolescencia deben negociarse en familia, teniendo en cuenta que los padres siguen siendo la autoridad máxima.

0
Los desajustes emocionales en los niños son frecuentes ante un proceso de divorc

¿Cuáles pueden ser los principales desajustes emocionales en los niños ante un divorcio?

El divorcio exige un periodo de adaptación de los hijos, ya que puede provocar desajustes emocionales en el niño.

0

Poner límites en la educacion de los niños en la infancia por los padres

¿Cómo poner límites en la infancia?

Los niños van a aprender a respetar los límites establecidos desde pequeños. La enseñanza de estos límites varía en función de la edad de los niños, debiendo ser más flexibles a medida que tienen más edad.

0
TDAH hiperactividad en los niños

Causas que favorecen el desarrollo del TDAH en niños

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es una alteración neurológica que tiene causas de distinto tipo: genéticas, físicas, psicológicas y ambientales.

2

Entre los 3 y los 5 años, o incluso antes, los niños empiezan la guardería o la escuela infantil. A esta edad los niños desarrollan una gran capacidad para preguntar. Surgen los famosos "por qué", pueden aparecer los "amigos imaginarios" y comienza la etapa del "juego simbólico".

El juego simbólico se caracteriza por jugar a representar situaciones que los niños conocen, pero que no ven en el momento del juego (juegan a ser policías, médicos, bomberos...) La actividad más importante para los niños es el juego, pero también les encanta cantar, dibujar y colorear.

Entre los 6 y los 8 años los niños adquieren nuevas responsabilidades, como la de hacer las tareas o deberes. Y en este momento pueden aparecer problemas relacionados con el aprendizaje y la autoestima. El niño también amplía su círculo de amigos y en el colegio empieza a crear sus primeros lazos de amistad.

La etapa previa a la "temida" adolescencia se inicia a los 9 años y finaliza alrededor de los 11 años. Su físico experimenta grandes transformaciones, que preparan al niño y a la niña para la pubertad. Ahora son mucho más independientes desde el punto de vista emocional. Y sus principales problemas están relacionados con el ámbito escolar.

Por nuestra parte los padres, durante todo este periodo, empezamos a enseñarles a cooperar en casa, estamos pendientes de su evolución en el colegio y establecemos normas y límites con el objetivo de proporcionarles seguridad.

Los niños de 8,9 y 10 años muestran una conducta diferente cuando están en casa y cuando están en el colegio. En casa todavía necesitan de nuestro cariño y comprensión, a pesar de mostrarse cada vez más independientes.

En esta etapa también surgen los primeros signos de fracaso escolar por lo que no es raro que nuestro hijo se muestre reticente a la hora de ir al colegio. Algunos niños parecen que no se enteran en clase y a otros niños les cuesta permanecer atentos en clase.

Los padres tenemos que estar pendientes de la evolución de nuestro hijo en el colegio. Cuanto antes detectemos un problema, antes podremos encontrar la solución. De esta forma ¡estamos ganando tiempo!

Los padres también tenemos que evitar sobrecargar a nuestros hijos con actividades extraescolares. Los niños de 8 a 10 años no son máquinas. ¡Todavía necesitan tiempo para el entretenimiento y el juego!

El comportamiento de tu bebé depende de su temperamento: si es un bebé fácil, un bebé difícil o un bebé apático. Durante los primeros meses tu bebé se mostrará encantador, tranquilo y adorable, aunque suela lloriquear un rato cuando tenga hambre o sueño.

Cuando tu hijo aprende algo nuevo se produce un "bache" o "periodo crítico", que puede modificar su comportamiento. El bebé puede llorar más que antes ¡No te preocupes! Tu hijo volverá a comportarse como era habitual en poco tiempo.

A medida que el bebé adquiere mayor movilidad (permanece sentado, gatea, empieza a caminar) su mundo se amplía y, por consiguiente, se despierta su curiosidad. ¡Tu hijo mostrará deseos de independencia! En este momento para los padres entra en juego una nueva clave en la educación y manejo de su bebé: la distracción.

A los dos años su comportamiento también es muy variable, pasa de ser un niño amoroso o un niño irascible, irritable. Empiezan las rabietas, también conocidas como pataletas o berrinches. ¡Ten paciencia! Tu hijo necesita reafirmar su personalidad. Por esta razón, es muy importante que vosotros, los padres, empezéis a establecer algunas normas y limites en su educación.