Niño: el sueño en los 2 meses

El niño deja atrás la etapa de bebé entre su segundo y tercer año. En este periodo todos los niños saben andar y hablar, por lo que relacionarse con ellos es más divertido.

Durante el segundo mes del bebé parece que todo se vuelve más fácil. La madre está ya recuperada del parto. Madre y padre son cada vez más capaces de entender a su hijo.

Dormir bien es fundamental para nuestro organismo. El sueño es un tema que puede verse alterado en el embarazo y en los bebés y niños. ¡Aquí te enseñamos a manejarlo!

Se recomienda practicar el colecho hasta que el niño esté preparado

¿Hasta cuándo debe dormir el niño con sus padres?

Algunos expertos en sueño infantil recomiendan que se practique el colecho hasta los 5 años de edad del niño. Sin embargo, cada familia ha de observar cuándo su hijo está preparado para comenzar a dormir solo.

0

Entre los 3 y los 5 años, o incluso antes, los niños empiezan la guardería o la escuela infantil. A esta edad los niños desarrollan una gran capacidad para preguntar. Surgen los famosos "por qué", pueden aparecer los "amigos imaginarios" y comienza la etapa del "juego simbólico".

El juego simbólico se caracteriza por jugar a representar situaciones que los niños conocen, pero que no ven en el momento del juego (juegan a ser policías, médicos, bomberos...) La actividad más importante para los niños es el juego, pero también les encanta cantar, dibujar y colorear.

Entre los 6 y los 8 años los niños adquieren nuevas responsabilidades, como la de hacer las tareas o deberes. Y en este momento pueden aparecer problemas relacionados con el aprendizaje y la autoestima. El niño también amplía su círculo de amigos y en el colegio empieza a crear sus primeros lazos de amistad.

La etapa previa a la "temida" adolescencia se inicia a los 9 años y finaliza alrededor de los 11 años. Su físico experimenta grandes transformaciones, que preparan al niño y a la niña para la pubertad. Ahora son mucho más independientes desde el punto de vista emocional. Y sus principales problemas están relacionados con el ámbito escolar.

Por nuestra parte los padres, durante todo este periodo, empezamos a enseñarles a cooperar en casa, estamos pendientes de su evolución en el colegio y establecemos normas y límites con el objetivo de proporcionarles seguridad.

La visión del bebé de 2 meses es más nítida. Su mirada se centra ahora en los rasgos de la cara, principalmente en tu nariz, boca y ojos. Prefiere los objetos llamativos, de colores vivos, frente a los apagados o grisáceos. Si colocas un móvil en su cuna es posible que lo observe detenidamente. ¡Haz la prueba! Si le hablas, distinguirá tu voz y probablemente te responda con gorgeos. Dirígete a él, háblale, cambia el tono de tu voz y ofrécele nuevos estímulos. ¡Así le ayudarás en el desarrollo de su inteligencia!

Los bebés de 2 meses ya expresan satisfacción con sus movimientos. Ahora son capaces de levantar la cabeza, los hombros y el pecho, pero por poco tiempo. Para los padres todavía pueden surgir dudas. Los bebés no son máquinas y cada uno sigue un ritmo de desarrollo diferente. En este periodo, algunos bebés se muestran más irritables y lloran con más frecuencia. Esto es lo que se conoce como "bache" o "periodo crítico", pero significa que el cerebro de tu hijo madura correctamente.

Las cuestiones más comunes que preocupan a los padres durante el segundo mes de vida del bebé son la aparición de determinadas infecciones como el muguett en la boca, la dermatitis del pañal en su culito o la dermatitis seborreica en su cabecita. Estos problemas se solucionan siguiendo una serie de cuidados. Por cierto, te sorprenderá la cantidad de saliva que desprende, sobre todo si utiliza chupete. ¡Todavía tiene que aprender a tragarla!

Algunas mujeres pueden tener dificultades para dormir en el embarazo debido a los cambios físicos y hormonales que se producen en este periodo: tienen ganas de orinar con frecuencia por la noche, les resulta difícil encontrar una postura para dormir o están más nerviosas de lo habitual.

Los bebés que no duermen bien lloriquean, se muestran irritables e incluso malhumorados. ¡Ten en cuenta que su descanso y sueño es fundamental para su crecimiento y desarrollo del cerebro! La calidad del sueño del bebé depende de su temperamento (si es un bebé fácil, dificil o apático) y de su alimentación (si lo hacemos con pecho o biberón), incluso puede ser una cuestión genética. Poco a poco irá aprendiendo a dormir como un adulto. Hasta que este momento llegue, los bebés irán alternando el sueño y la vigilia. En esta última, ¡tu bebé podrá gesticular o emitir sonidos!

Conforme pasan los meses, el bebé irá necesitando dormir menos horas por el día. Ahora ya no querrá dos siestas, sino una. ¡A partir del primer año los bebés ya duermen toda la noche de un tirón! Y las primeras dificultades del sueño, como el miedo a la oscuridad o las pesadillas, pueden aparecer entre los 2 y 3 años. Un secreto: para que tu hijo duerma bien es fundamental que sigas una rutina de sueño, como bañarle, darle un suave masaje y susurrarle una canción al oído todos los días antes del sueño.