El desarrollo de los bebés de 8, 9, 10, 11, 12 meses. Consejos sobre alimentación, sueño, juegos, desarrollo psicomotor.

El nacimiento de un bebé es uno de los momentos más emocionantes para una madre, y para un padre. Después del embarazo y el parto, la pareja y el recién nacido tienen que adaptarse a un nuevo entorno.

A partir de los 8 meses el bebé va adquiriendo cierta sensación de independencia y sus movimientos son más firmes. En el noveno mes el bebé tiende objetos a sus padres.

¿Cómo son las heces del bebé?

Las heces y cacas del bebé

El aspecto y consistencia de las heces, durante el primer año, varía según el tipo de alimentación y la edad del bebé.

Salir de paseo con el bebé es muy recomendable pero... ¿por qué?

Salir de paseo con el bebé, recomendaciones

El paseo favorece el desarrollo del bebé y la recuperación de la madre tras el parto.

0

Claves para estimular el desarrollo del bebé

Estimular a los bebés masajes sentidos imitación

En este período, cualquier acción por parte de su cuidador puede convertirse en un estímulo para el bebé.


Biberones y tetinas alimentación de los bebés

Biberones y tetinas

Los padres deben elegir el tipo de biberón y de tetina más adecuados para su bebé para, así, facilitar su alimentación.

0

Calendario de vacunación de Asturias

Al igual que el resto de comunidades autónomas, Asturias tiene su propio calendario de vacunación, que se confecciona en función de las características concretas de la región.

0

El colecho no produce dependencia emocional en los niños

¿Puede tener consecuencias negativas practicar el colecho?

La práctica del colecho es muy criticada en algunos ámbitos.

1
La autonomía del bebé es un proceso evolutivo

¿Sabías que la autonomía del bebé es un proceso evolutivo?

No puede forzarse, pero sí fomentarse. Debe respetarse el ritmo de desarrollo de cada niño y evitar que la autonomía del bebé se incremente cuando éste aún no está preparado.

0

Calendario de vacunación de Madrid

Al igual que el resto de comunidades autónomas, Madrid tiene su propio calendario de vacunación, que se confecciona en función de las características concretas de la región.

0
A medida que pasan los meses el bebé duerme más horas por la noche

El sueño del bebé va cambiando a lo largo del primer año de vida

La cantidad de horas que el bebé necesita para dormir se irá reduciendo mientras aumenta el número de horas que el bebé duerme de noche.

0

Calendario de vacunación de Cantabria

Al igual que el resto de comunidades autónomas, Cantabria tiene su propio calendario de vacunación, que se confecciona en función de las características concretas de la región.

0
Masaje infantil

¿Por qué son importantes los masajes para bebés?

Dar masajes a los bebés es un hábito enormemente beneficioso.

0

Calendario de vacunación de Cataluña

Al igual que el resto de comunidades autónomas, Cataluña tiene su propio calendario de vacunación, que se confecciona en función de las características concretas de la región.

0
La crema de zanahorias es rica en vitaminas A

Crema de zanahorias para bebés a partir de 6 meses

Consulta esta sabrosa receta para tu bebé. ¡No te llevará mucho tiempo!

0

Proteger a los bebés y niños de las radiaciones solares, el sol y el calor

Consejos para proteger a los niños del sol y el calor

El sol produce muchos efectos positivos, pero los niños pequeños son más vulnerables frente a una insolación, un golpe de calor...

1
Hepatitis b en los niños y bebés

La hepatitis B

La hepatitis B es una enfermedad vírica que puede llegar a ser muy grave y que puede prevenirse con una vacuna.

0

Alimentación de los bebés mitos sobre su alimentación

Mitos sobre alimentación

En la cultura popular existen muchos mitos sobre la alimentación del bebé. Los padres debemos saber distinguirlos de la realidad para poder dar a nuestros hijos una alimentación adecuada.

0

¿Qué hacer si tu hijo tiene una hernia inguinal?

La hernia inguinal es una alteración que, generalmente, no tiene complicaciones, pero que debe operarse en algún momento de la vida del niño.


Con la práctica los padres aprendemos a distinguir cuando el bebé llora porque tiene hambre, sueño o se siente molesto. También sabemos si nuestro hijo es un bebé fácil, un bebé difícil o un bebé apático.

El cambio del pañal, el aseo diario, el sueño del bebé y su alimentación son las primeras formas de cuidado físico. Al principio estos cuidados pueden resultar agotadores para los padres. Sin embargo, este cansancio se disipa, por lo general, cuando cogemos al bebé en brazos, le hablamos, le acariciamos y percibimos su primera sonrisa, aunque ésta todavía no sea una respuesta social, es un indicador de que nuestro bebé madura correctamente.

Además de su sonrisa, el contacto estrecho entre padres e hijos favorece la relación de apego. No hay que olvidar que este vínculo natural facilita la crianza de los bebés. Si los padres no tienen apego por la propia cría, si no sienten ternura hacia ella, difícilmente soportarán las noches en vela, las enfermedades, los cólicos del lactante y las rabietas de nuestros hijos.

Los cambios que experimenta el bebé en su desarrollo intelectual, psicomotor, afectivo, psicológico y social son realmente espectaculares durante su primer año de vida. De ser un recién nacido desvalido, pasa a convertirse en un niño cada vez más autónomo que anda, juega y se relaciona con los demás.

A partir de los 8 meses el niño va adquiriendo cierta sensación de independencia y sus movimientos son más firmes. Es el momento de instalar las medidas de seguridad oportunas en la vivienda, ya que el bebé gateará con rapidez en este periodo y probablemente dé sus primeros pasos.

El bebé aprende a dominar su cuerpo y a expresar emociones, comienza a sentir una especie de ansiedad ante los extraños o ante el abandono de la madre. Comenzará a querer coger todo aquello que esté a su alcance y a jugar con todo lo que conozca.

Al final de este periodo, hacia los 12 meses de vida de los bebés, sus sentidos estarán tan desarrollados como los de un adulto. Las diferencias entre niños de la misma edad son enormes. Cada bebé establece su desarrollo propio.