Bebé: el desarrollo, etapas en el 1 año

El nacimiento de un bebé es uno de los momentos más emocionantes para una madre, y para un padre. Después del embarazo y el parto, la pareja y el recién nacido tienen que adaptarse a un nuevo entorno.

Durante el segundo año se producen en la vida del niño dos cambios fundamentales: aprende a andar y aprende a expresarse de forma comprensible.

Desde que descubres que estás embarazada irás conociendo cómo se desarrolla el feto cada semana de embarazo y cómo se desarrolla el bebé y niño en su primera infancia.

Lateralidad de los niños, zurdos y diestros

Cómo ayudar al niño a definir su preferencia lateral

Los padres podemos ayudar a nuestros hijos a definir su lateralidad casi desde que nacen, estimulando los movimientos de ambos lados del cuerpo.

0
Dientes de leche y dentición de los niños y bebés

Mitos acerca de los dientes de leche

El proceso de dentición de los niños dura dos años, por lo que es probable que la erupción de un diente coincida con alguna enfermedad leve.


Lateralidad infantil

¿Cuál es la preferencia lateral del niño?

Durante los primeros años de vida, los niños muestran una preferencia lateral que podemos conocer observando, por ejemplo, qué mano utilizan más para comer o agarrar objetos.

0

Leer libros a los niños y bebés recién nacidos

¿Piensas que tu bebé es demasiado pequeño para que le leas un cuento?

La edad recomendada para iniciar a tu hijo en la lectura es a partir de los seis meses, según la Academia Americana de Pediatría.

4

Momentos críticos en el desarrollo de los bebés y niños comportamiento

Momentos críticos en el desarrollo de los bebés

Hay momentos críticos durante el crecimiento del bebé que suelen darse ante cambios abruptos de su desarrollo y que los padres debemos conocer para poder ayudarles a superarlos.

2
Evolución en uso de las manos de los bebés

El desarrollo de la psicomotricidad fina: evolución del uso de las manos

Podemos estimular el desarrollo de la psicomotricidad fina jugando con nuestros hijos, ofreciéndoles diversos objetos y materiales.

0

El juego infantil en función de la edad del bebé o niño

¿Cómo es el juego infantil según la edad del bebé y el niño?

El juego infantil evoluciona a medida que el bebé y el niño van creciendo. Es un indicador del nivel de desarrollo del bebé y del niño.

0
Un logro importante en el bebé es la capacidad para desplazarse

Comenzar a desplazarse: un hito en el desarrollo del bebé

La capacidad de desplazarse por sí mismo (gateando o caminando) es un hito muy importante en el desarrollo del bebé.

0

Se recomienda el uso del chupete cuando el niño realmente lo necesita

Uso del chupete y desarrollo del lenguaje

En un estudio científico realizado en Chile se ha encontrado que el uso del chupete durante más de tres años multiplica por tres el riesgo de padecer algún problema de lenguaje posteriormente.

0
Desarrollo psicomotor bebés de 18 meses

Desarrollo psicomotor de los bebés de 18 meses

A los 18 meses, los niños tienen cada vez más autonomía para moverse y desplazarse, por lo que pueden jugar y explorar su entorno en mayor medida.


Con la práctica los padres aprendemos a distinguir cuando el bebé llora porque tiene hambre, sueño o se siente molesto. También sabemos si nuestro hijo es un bebé fácil, un bebé difícil o un bebé apático.

El cambio del pañal, el aseo diario, el sueño del bebé y su alimentación son las primeras formas de cuidado físico. Al principio estos cuidados pueden resultar agotadores para los padres. Sin embargo, este cansancio se disipa, por lo general, cuando cogemos al bebé en brazos, le hablamos, le acariciamos y percibimos su primera sonrisa, aunque ésta todavía no sea una respuesta social, es un indicador de que nuestro bebé madura correctamente.

Además de su sonrisa, el contacto estrecho entre padres e hijos favorece la relación de apego. No hay que olvidar que este vínculo natural facilita la crianza de los bebés. Si los padres no tienen apego por la propia cría, si no sienten ternura hacia ella, difícilmente soportarán las noches en vela, las enfermedades, los cólicos del lactante y las rabietas de nuestros hijos.

Los cambios que experimenta el bebé en su desarrollo intelectual, psicomotor, afectivo, psicológico y social son realmente espectaculares durante su primer año de vida. De ser un recién nacido desvalido, pasa a convertirse en un niño cada vez más autónomo que anda, juega y se relaciona con los demás.

Las primeras palabras del niño son "papá", "mamá" o las que se refieren a algún familiar (abuelo, tíos o hermanos). A partir de su segundo año, el niño entiende más de lo habla, aunque todavía no sepa expresarse correctamente. Antes de cumplir los dos años, tu hijo utilizará medio centenar de palabras, entre las que incluirá algún adjetivo como "bueno" o "malo". Para ayudar al niño de más de 1 año en el desarrollo del lenguaje, los padres podemos preguntarle cosas, explicarle lo que vemos o leer algún libro antes de acostarlo.

El segundo año suele ser un periodo agotador para los padres. El niño ya es más independiente y también reclama más atención. En esta etapa surgen las primeras rabietas. ¡Mantén la calma! A veces evidencian la intolerancia a la frustración del niño cuando no tiene lo que quiere. En ocasiones es su forma de pedir cariño y otras veces nos indican que sus necesidades no están satisfechas. En estos casos es bueno dirigirnos a nuestro hijo con suavidad y firmeza. ¡También conviene que empieces a establecer normas y límites!

En este periodo, durante su segundo año, los padres también nos encontramos con dificultades a la hora de alimentar al niño. Ahora no come tanto como en etapas anteriores. ¡No te preocupes! Su ritmo de crecimiento es más lento y no necesita tantas reservas de energía. Aprovecha este momento para que se vaya familiarizando con otros alimentos y preséntale las comidas de forma divertida. Por otra parte, la hora de dormir también puede suponer un problema para los padres. ¡Al niño de 1 a 2 años le costará algo más conciliar el sueño!

En cuanto a ti, semana a semana observarás como irán apareciendo y desapareciendo algunas molestias típicas del embarazo: las náuseas en el primer trimestre, el ardor de estómago en el segundo trimestre y el dolor de espalda en la recta final de la gestación. Tu embarazo puede durar entre 39 y 42 semanas.

Durante el embarazo tu hijo pasa de ser un embrión con aspecto de alubia a convertirse en un feto con forma humana. ¡A los 20 días ya puedes escuchar latir su corazón y en el quinto mes (entre la semana 19 y 21) saber si es niño o niña! A lo largo del embarazo el feto va madurando hasta que todos sus órganos funcionen correctamente (intestinos, páncreas, pulmones, riñones...) y el bebé esté preparado para vivir fuera del útero.

El desarrollo de los bebés en su primer año de vida también es espectacular. Tu hijo pasa de necesitarte para todo (alimentarse, dormirse, desplazarse...) a ser un niño autónomo que anda, habla y juega con otros niños. ¡Cada vez se parece más a un adulto, como su mamá o su papá!