El divorcio produce un alto impacto emocional en los niños