¿Con quién deben quedarse los hijos después del divorcio de los padres?

¿Con quién deben quedarse los hijos después del divorcio de los padres?


La decisión de con qué progenitor convivirán los hijos tras el divorcio siempre es difícil. Existen varios criterios a tener en cuenta ante esta situación, como qué progenitor muestra más respeto por el otro, quién facilita en mayor medida la relación de los niños con el otro o cuál permite mantener más las rutinas de los niños.

Publicidad

Los hijos y el divorcio de los padres

La custodia de los hijos es un tema que produce disputas entre padres

Una de las cuestiones más importantes en un proceso de divorcio y que más malestar genera en niños y padres es decidir con quién van a convivir los hijos de ahora en adelante.

Los mayores de 12 años tienen la capacidad legal de decidir por ellos mismos con qué progenitor quieren seguir conviviendo (siempre que no haya acuerdo entre los padres). Esto puede propiciar que sean objeto de muchas presiones y manipulaciones por parte de alguno de sus padres o incluso de ambos. Hay que ser respetuosos en todo momento con la decisión que toman los hijos aunque para los padres sea dolorosa.

Los menores de 12 años legalmente deben acatar la decisión tomada por sus padres o, en determinados casos, por el juez.

Sea cual sea la situación, la decisión debería tener en cuenta una serie de puntos:

  • Los hijos deberían quedarse con el padre que más respeto muestre por el otro. No hay que olvidar que un niño es 50% su padre y 50% su madre. Si uno de los padres no respeta al otro, no está respetando tampoco una parte del hijo. Es por esto que lo más adecuado es que los niños convivan con aquel progenitor que más respete al otro ya que así mismo ellos estarán siendo respetados y se sentirán más queridos y comprendidos. Muchas veces los padres critican abiertamente o de manera indirecta al otro progenitor sin darse cuenta que así están hiriendo a su propio hijo y anulando una parte suya.
  • El que permita que se vean más con el progenitor no custodio. Si por las circunstancias concretas de la separación, el progenitor que deja el hogar familiar tuviera que ir a residir lejos (por volver a convivir con su familia de origen) en otra ciudad o país esto dificultaría el desarrollo de un régimen de visitas semanal. En estos casos, si es posible, lo adecuado sería que los hijos convivan con aquél progenitor que facilite más el régimen de visitas. Así los lazos afectivos pueden seguir manteniéndose con normalidad aunque el niño no conviva con ambos padres.
  • Con el que se permitan mantener más las rutinas establecidas. Uno de los factores que se añaden y empeoran la situación en la separación de los padres es el cambio de rutinas a las que se ven sometidos los niños: cambios de colegio, de horarios, de amigos, etc. Al tomar la decisión de la futura convivencia de los niños, debe valorarse cuál de los progenitores es quien va a permitir que estas rutinas sigan siendo lo más parecidas posibles a las ya establecidas. Manteniendo esto hacemos desaparecer elementos de estrés añadidos al dolor por la separación de los padres.

Los criterios mencionados han sido expuestos en orden de importancia, es decir, lo primordial es que el progenitor que va a hacerse cargo de los hijos de ahora en adelante sea lo más respetuoso posible con quien no tiene la custodia, a continuación lo que prima es la posibilidad de mantener un régimen de visitas semanal y, por último, el hecho de no variar las rutinas ya establecidas en el niño.

Tenemos que tener siempre en cuenta que como hijo la decisión es difícil y dolorosa dado que implica decir "no" a uno de los padres. Se trata de una decisión forzada por la situación de la pareja de separarse.


Artículos relacionados

El divorcio, ¿qué significa para los hijos?

El divorcio, ¿qué significa para los hijos?

Para poder asimilar el divorcio de sus padres, los hijos pasan por una serie de fases. La actuación adecuada de los padres manteniendo a los hijos al margen facilita este proceso.

Tipos de divorcio

Tipos de divorcio

El divorcio puede ser de mutuo acuerdo, conflictivo o por abandono total de uno de los miembros. Cada una de estas formas de separación afectan de forma distinta a los hijos.

¿Cómo debemos hablar a los niños para comunicarles el divorcio?

¿Cómo debemos hablar a los niños para comunicarles el divorcio?

En el momento de trasmitirles la noticia es importante que estén ambos padres, mantengan la calma y hablen de forma clara a los hijos.

¿Qué información dar a los niños sobre el divorcio?

¿Qué información dar a los niños sobre el divorcio?

Cómo y cuándo se les da a los hijos la noticia de que sus padres se van a divorciar es importante para facilitar la superación por parte de los niños de este proceso .

¿Cuáles pueden ser los principales desajustes emocionales en los niños ante un divorcio?

¿Cuáles pueden ser los principales desajustes emocionales en los niños ante un divorcio?

El divorcio exige un periodo de adaptación de los hijos, ya que puede provocar desajustes emocionales en el niño.

El divorcio según la edad de los niños

El divorcio según la edad de los niños

La edad de los niños afecta de manera importante al proceso de asimilación y adaptación al divorcio de los padres. En función de la edad, aparecerán distintas reacciones.

El divorcio produce un alto impacto emocional en los niños

El divorcio produce un alto impacto emocional en los niños

Los pediatras analizan el impacto del divorcio o separación en los niños.

¿Cómo actuar tras el divorcio?

¿Cómo actuar tras el divorcio?

Tras el divorcio, los padres deben facilitar a sus hijos la adaptación a la nueva situación, para lo cual es importante respetar el régimen de visitas, mantener las rutinas antiguas, no hablarles mal de la ex pareja, etc.