La ausencia de los padres afecta al desarrollo de la conducta del niño