Una señal típica de embarazo es el aumento del volumen de los pechos