La placenta previa es una complicación en el embarazo que se puede detectar en el segundo trimestre