¿Qué es la amniocentesis? ¿En qué momento del embarazo se practica?

¿Qué es la amniocentesis? ¿En qué momento del embarazo se practica?


La amniocentesis es una prueba de diagnóstico prenatal que ha de realizarse entre las semanas 13 y 17 de embarazo. Mediante una punción se extrae una pequeña cantidad de líquido amniótico, cuyo análisis permite detectar malformaciones y anomalías cromosómicas en el embrión.

La amniocentesis es una técnica de diagnóstico prenatal que sirve para diagnosticar algunas anomalías fetales durante el embarazo.

Se trata de una prueba "invasiva", ya que hay que penetrar dentro del útero y la bolsa amniótica pinchando con una aguja a través de la pared del abdomen de la embarazada.

La punción se realiza en condiciones de asepsia quirúrgica y controlando la punción mediante ecografía.

Luego se extrae una pequeña cantidad de líquido amniótico (entre 14 y 20 c.c. puede ser suficiente).

Suele hacerse entre las semanas 13 y la 17 de embarazo (antes es muy difícil y más tarde es mejor usar otras técnicas).

¿Para qué sirve la amniocentesis?

La amniocentesis consiste en la extracción de una pequeña cantidad de líquido amniótico para analizarlo. Se puede analizar la composición del líquido, cultivar las células, hacer estudios genéticos. El líquido amniótico se compone principalmente de orina del bebé, en la que flotan células de las diversas partes de su cuerpo: de la piel, de las vías urinarias, de la boca, de los pulmones,... En él se puede detectar:

  • Si hay alguna sustancia que indique que el bebé está enfermo (ejemplos: alfafetoproteína, que se eleva en caso de espina bífida).
  • Si las enzimas de su metabolismo son normales (ejemplos: glucogenosis, metabolopatías).
  • Si hay indicios de infecciones fetales.
  • Si hay alteraciones de la sangre del feto (como la incompatibilidad Rh).
  • En las células del feto que se han desprendido se puede analizar su DNA y detectar cualquier anomalía de origen cromosómico. El resultado suele requerir unos cuantos días o incluso varias semanas. (Esto es un inconveniente en caso de que se contemple la posibilidad de aborto terapéutico).

¿Cuáles son los riesgos de la aminocentesis?

Existe un riesgo de aborto de entre el 0,5 y el 1%, ya que se trata de una prueba invasiva que conlleva la punción del abdomen y del útero de la embarazada. Aunque la amniocentesis siempre se realiza bajo control ecográfico, otras complicaciones posibles son:

  • Rotura de la bolsa
  • Punción del cordón (y la subsiguiente hemorragia)
  • Punción de un órgano vital del feto (corazón o cerebro)
  • Sensibilización Rh (si no se conocía el grupo sanguíneo de la madre)

Por todo ello en el hospital suelen hacer firmar a la mujer embarazada un documento llamado consentimiento informado cuando van a realizarse estas pruebas invasivas. Antes de la prueba debe conocerse el grupo sanguíneo de la futura madre y sus posibles alergias. Después de la punción, se recomienda a la embarazada hacer reposo dos días para evitar sangrados, pérdida de líquido o contracciones uterinas.


Artículos relacionados

¿Cuántas ecografías se realizan en el embarazo? ¿Sabes para qué sirven?

¿Cuántas ecografías se realizan en el embarazo? ¿Sabes para qué sirven?

La ecografía permite al especialista valorar diferentes aspectos del desarrollo del embrión durante el embarazo.

Vídeo sobre la amniocentesis: ¿Cuándo hacerla y para qué sirve?

La amniocentesis es un prueba invasiva que se realiza durante el embarazo y sirve para diagnosticar enfermedades en el feto.

¿Por qué se producen los abortos de repetición?

Cuando se producen abortos repetidos, es importante hacer un estudio a la mujer para determinar sus posibles causas y tratar de prevenirlas.

Procesos infecciosos que pueden causar malformaciones congénitas

Existen algunos procesos infecciosos que pueden causar malformaciones congénitas en el bebé si la madre los contrae durante el embarazo.