La anemia leve o dilucional es común durante el embarazo