Si estás embarazada, evita los deportes de riesgo como el submarinismo