¿Qué aportan las normas familiares?

¿Qué aportan las normas familiares?


Las normas regulan el comportamiento de los niños en base a un sistema de valores familiar. Si se aplican con coherencia, constituyen un marco de referencia que ofrece seguridad y confianza, así como contribuyen a una buena autoestima y facilitan la adaptación social y emocional.

Publicidad

Normas en la familia, para que sirven, autoestima de los niños

Las normas aportan consistencia a la dinámica familiar y son la manera en que se construye la vida familiar.

Cuanta más coherencia interna tengan, mayor claridad darán a las relaciones familiares. Por tanto, si las normas no son claras, la dinámica familiar tampoco, y esto puede ser perjudicial para los más pequeños.

Por esta razón, es importante que sepamos qué importancia tienen normas para los niños.

  • Las normas aportan seguridad. Si los niños saben qué es lo que pueden y qué es lo que no pueden hacer, les da una sensación de tranquilidad interna. Saben hasta dónde pueden o no pueden llegar y, sobre todo, qué pueden esperar de los padres, hermanos y demás familiares. En niños muy pequeños el uso de rituales o rutinas repetitivas les ayuda a tener la certeza de que sus necesidades básicas van a ser atendidas. Esto aporta tranquilidad y, con ello, una sensación de seguridad.
  • Las normas contribuyen a fomentar una autoestima positiva en los niños. Los rituales y las normas generan la sensación de saber qué va a ocurrir en cada momento. Hablamos de una sensación de control sobre un ambiente permanentemente en cambio y en el que muchas veces ellos no tienen nada que decir. Las decisiones y las normas las ponen los adultos y es así como debe de ser pero es importante que estas decisiones sobre la convivencia familiar sean trasmitidas de forma clara para que todos los participantes en el juego puedan jugar de acuerdo a las reglas. El hecho de poder predecir qué va a ocurrir a continuación o de saber si va a ser premiado o castigado por su conducta, le da al niño una sensación de control sobre su ambiente y sobre sí mismo. Poder anticiparse y tener preparada una respuesta adecuada a la situación hace al niño percibirse como eficiente, ya que sabe responder a las demandas de cada momento. Todo esto redunda en una autoestima muy positiva dado que el niño conoce el mecanismo por el cual puede llegar a ser premiado.
  • Las normas facilitan la adaptación social y emocional de los niños. Unas normas claras van a facilitar que el niño reconozca qué puede esperar de cada situación, qué le está permitido hacer en cada momento y le ayudan a saber discriminar entre unas situaciones y otras. Además, el hecho de seguir unas normas de convivencia estructuradas y coherentes en casa les ayuda a poder estructurar y ser coherentes en sus relaciones con los demás dado que proyectan en los otros sus experiencias de relación más tempranas.
  • Los niños con buena autoestima se adaptan antes a nuevas situaciones. Por ejemplo, empezar la guardería, el colegio, el instituto, nuevos compañeros, profesores, etc. El hecho de aprender bien desde niños a discriminar entre situaciones y saber que en cada una ha de comportarse de acuerdo a unas normas, fomentan esta capacidad. Si los adultos somos claros en las normas y los límites que ponemos, facilitamos a los niños el cumplirlos y que, a su vez, sean más respetuosos con las normas sociales más generales. Su capacidad de adaptación se entrena desde pequeños ayudándoles a hacer su mundo más manejable y fácil de comprender con unas normas bien establecidas.

Artículos relacionados

¿Cómo educar a los niños en los

¿Cómo educar a los niños en los "terribles dos años"?

Los padres podemos empezar a establecer algunas normas de conducta para educar a los niños de 1 a 2 años.

Enseñar normas a los niños de 1 a 2 años

Enseñar normas a los niños de 1 a 2 años

Los niños de 1 a 2 años aprenden a respetar normas de conducta cuando éstas se les han transmitido repetidas veces, de forma clara y sencilla.

¿Cómo favorecer el aprendizaje de los niños de 1 a 2 años?

¿Cómo favorecer el aprendizaje de los niños de 1 a 2 años?

Los padres podemos favorecer el aprendizaje de los niños de 1 a 2 años mediante estímulos positivos.

¿Cómo deben ser los castigos en los niños de 1 a 2 años?

¿Cómo deben ser los castigos en los niños de 1 a 2 años?

Los cachetes o las bofetadas no sirven para educar a los niños. Nuestros hijos aprenden mejor si fortalecemos las conductas adecuadas.