Chile y Argentina, tan cerca y tan lejos

febrero 27, 2011 en Viajes de Magali

Comienzo este blog después de regresar de Santiago de Chile y Buenos Aires, dos ciudades cercanas geográficamente pero a la vez muy alejadas entre sí en cuanto a… todo! gente, costumbres, comida, paisajes clima, temperamento, si es que se puede decir que una ciudad tiene algún temperamento.

Sin decir si alguna es mejor o no, mi impresión en pocos días de estancia es que Santiago es demasiado perfecta, mientras que Buenos Aires se desborda de vibra, carisma pero también de inseguridad. La gente te pasa por encima si te descuidas, cosa que no ocurre en la capital chilena, donde todo es cordialidad, buenas maneras, y mucha tranquilidad, tal vez para mi gusto demasiada.

Tampoco es que yo fuera dispuesta a “comerme la ciudad” como cuando tenía veintitantos, pero al estar pocos días, quise aprovechar para recorrer el Centro Histórico de Santiago, con todo y mi panza de cinco meses de embarazo. Así que emprendí mi recorrido, o como dirían nuestros vecinos americanos mi “walking tour” con mapa en mano y una aplicación de iphone bastante útil que intenté seguir al pie de la letra.

Y si, iba yo sola, mi esposo trabajando de sol a sol, bueno, no tanto… pero quedarme en el hotel no era una opción viable, ni tampoco sus recomendaciones (por supuesto bien intencionadas) de tomar uno de esos autobuses rojos de dos pisos que ofrecen tours de ciudad. Y no es que sean malos, pero yo tenía siete largos días para recorrer esa ciudad. Así que compré mi respectivo boleto de metro y me bajé en la estación Bellas Artes (si, también tienen una estación Bellas Artes), para ir a visitar una galería llamada la Casa Naranja y arrancar oficialmente mi primer recorrido a pie por Santiago.

COPIA ESTE LINK Y PEGALO EN TU BROWSER PARA VER FOTOS:

http://www.flickr.com/photos/magapix/sets/72157625980413027/)

LA CASA NARANJA

El Bombero Voluntario hace guardia justo frente a la Casa Naranja en medio de una glorieta sobre la Avenida Santo Domingo a la altura del 528.

TEMPLO DE SANTO DOMINGO

Antes de ir hacia la Plaza de Armas, me entretuve en una galería para ver artesanías de la ciudad y algunas otras tiendas peruanas de mercancía al mayoreo y menudeo que estaban bastante bien surtidas. Unas calles adelante, me topé con el templo de Santo Domingo, con sus dos grandes torres de ladrillo, pero no entré.

PLAZA DE ARMAS

Ya en la Plaza de Armas de Santiago, ahí estaba la Parroquia del Sagrario y el Palacio Arzobispal, pero me encaminé directo hacia la Catedral Metropolitana, para ver la nave principal a ver si era tan bonita como me la habían presumido.

CATEDRAL METROPOLITANA

La verdad que con un poco de escepticismo pensé que no se iba a comparar para nada con la que tenemos en D.F., que aunque se está hundiendo, es muy bella e impresionante. Pero me quedé maravillada especialmente con la nave principal del templo y con los altares que tiene, sobre todo el de Miguel Arcángel.

BASILICA DE LA MERCED

Había otra “casa de color” que quise visitar pero me desperdigué comprando un adaptador de corriente en un local de iluminación y electrónica. Seguro estaba a un paso de la llamada “Casa Colorada” pero más bien me fijé en un templo (también pintado de “colorado”) que me pareció espectacular, sobre todo por lo bien cuidado que estaba. Después supe que se llamaba la Basílica de la Merced, en la calle de Enrique Mac Iver, 341.

Ya sentada en una trattoria con wifi y conectada de nuevo con el mundo, repasé los spots que había recorrido hasta ahora, y pude ver que ¡apenas llevaba la mitad de los lugares que supuestamente vería en ese primer día! por lo que decidí que sería mejor recortar un poco el plan porque hacía bastante calor y yo ya estaba casi lista para regresar al hotel.

TEATRO MUNICIPAL

Quise conocer la arquitectura francesa del Teatro Municipal en la calle de Agustinas, 794 pero estaba en remodelación, así que más bien tuve que echar a volar mi imaginación, pero encontré la centenaria Fuente de los Niños en la Plazuela Mekis.

SANTA LUCIA

El ambicioso tour de la aplicación del iphone proponía el Cerro de Santa Lucía… ¡y cuatro lugares más que visitar! La verdad es que claudiqué antes de completarlo pero me fui contenta al hotel, luego de ver el lugar donde se fundó la ciudad de Santiago. Aparte de histórico, es un lugar precioso al sur de la Alameda y un digno lugar para concluir con un día de paseo a pie por esta ciudad.

jalá se animen a comentar y ampliar la información de los lugares, escarbando en experiencias propias, recuerdos, aficiones, símbolos, aventuras, mapas, caminos, referencias o lo que vaya surgiendo en el viaje. ¡Bienvenidos!

Publicado por primera vez en http://magapix-deviaje.blogspot.com