Archivo de la etiqueta: educación

4 claves de Kumon para tener éxito en los estudios

Kumon, método de aprendizajePara conseguir que los niños sean más autónomos en sus estudios y mejoren sus capacidades y habilidades, hemos descubierto el método Kumon, un método de aprendizaje que nos encanta porque se centra en los verdaderos protagonistas, los alumnos.

Kumon es una organización educativa que nació en los años 50 en Japón, en Osaka. Todo empezó cuando un padre, profesor de matemáticas, decidió ayudar a su hijo con el aprendizaje de diferentes materias de forma autodidacta. Debido a su enorme éxito, sus centros hoy están repartidos por todo el mundo. En España hay más de 200.

Sigue leyendo

Una madre consigue 196.149 firmas de apoyo para conseguir la reutilización de los libros de texto

Elena Alfaro es madre de dos hijas en edad escolar. Alfaro es una madre combativa, perseverante y luchadora. Una madre indignada. Hace un año decidió crear una campaña en Change.org, plataforma de activismo ciudadano, para conseguir que los colegios públicos y concertados (aquellos que reciben dinero público) utilizaran un sistema de reutilización de libros de texto. Su petición rápidamente fue respaldada a través de las redes sociales (porque SÍ se puede). En pocos días consiguió 94.000 firmas. Gracias a las que ha conseguido que se estudie una Proposición No de Ley, pendiente de debate en el Congreso de los Diputados. Aquí podéis ver su propuesta de enmienda.
Sigue leyendo

Niños educados: ¿les enseñamos a controlar sus impulsos?

Algunas veces los padres nos empeñamos de manera insistente en conseguir que nuestros hijos sean educados. No nos gusta que cuando alguien le pregunta algo a nuestro hijo, el niño responda de manera grosera o impertinente. Sin embargo, muchas veces me pregunto si somos realmente conscientes de lo que queremos enseñar.
Sigue leyendo

5 buenos propósitos sobre la educación de los niños para 2012

Tengo una manía confesable. Todos los años escribo una lista de “buenos propósitos”. Así que, pasado el alboroto propio de las fiestas de Navidad y siendo fiel a mi particular tradición, decidí encerrarme en mi habitación para redactar concienzudamente mi lista de buenos propósitos para 2012.

A diferencia de otros años, éste quería centrarlo en la educación de mis hijos, algo que últimamente me trae un poco de cabeza. Os voy a confesar por qué. Las demandas de mis niños a veces me dejan sin aire y sin aliento. Tarde sí y tarde no, cuando tengo que hacer algún trabajo desde casa, mis hijos de 6, 9 y 13 años me necesitan para resolver sus pequeñas “cuitas” diarias, como es lógico. Sigue leyendo

¿Quién elige las actividades extraescolares: el padre o la madre?

El padre de las criaturas y servidora tenemos polémica en estos días por el tema de las actividades extraescolares. Si ya se hace difícil superar la “cuesta de septiembre” con la sangrante vuelta al cole en la que libros de texto, uniformes y demás enseres suponen un gasto que nos dejan con la cuenta tiritando, a ver quién es el guapo que concilia posturas con la pareja para ver que monerías hará el chaval después de clase. Sigue leyendo

Peleas entre hermanos: ¿dejamos que resuelvan solos sus conflictos?

Manejar las peleas entre niños pequeñosComo ya habré dicho en innumerables ocasiones tengo dos niños: una santa de casi 7 y el pequeño salvaje de 4 primaveras recién estrenadas. Hasta aquí todo normal: cada persona es un mundo y los caracteres de uno y otra no tienen por qué coincidir. De hecho creo que a veces esa diferencia les beneficia ya que la mayor vence su natural timidez a gracias al descaro de su hermano. Sigue leyendo

¿Cómo actuar con los niños traviesos?

Portada del libro escrito por Lorenzo Silva

Érase una vez un niño llamado Pablo al que le perdían las travesuras. Siempre que su mamá le leía un cuento se chiflaba por los personajes malvados: el capitán Garfio, un terrible dinosaurio y tantos otros engrosaban la nómina de sus héroes favoritos.

Sus padres estaban realmente preocupados ante esta natural tendencia de su hijito hacia el “mal”, pero llegó una noche en la que una pesadilla hizo que Pablo sintiera realmente miedo. Pensó que iba a morir ante el despiadado ataque de un cocodrilo gigante, y solo se le ocurrió pedir auxilio a sus amigos, los malos de los cuentos. Al instante aparecieron ellos, y entre disparos y dentelladas consiguieron acabar con el voraz asaltante.

Nuestro pequeño protagonista asombrado por la celeridad y eficacia de sus personajes favoritos les interrogó: “¿Pero vosotros no se supone que erais malos?”. Y para su sorpresa Garfio tomó la palabra a fin de aclararle: “Nos portamos mal cuando la gente espera tal comportamiento de nosotros. Sin embargo, tú has sido el único capaz de confiar en nosotros y has despertado nuestros mejores sentimientos”.

Y aquí termina la fábula y entra en juego el quehacer cotidiano de la madre desesperada, desquiciada por el mal comportamiento de su churumbel no tan pequeño (pues ya rondamos los 5 añazos) que se divierte pintando creativos murales en las paredes del pasillo o chinchando a su hermanita hasta hacerla llorar.

La paciente mamá intenta respirar hondo antes de soltar el grito, pero la risilla traviesa de su pequeño tirano le hace ver que las subidas de tono más bien, le resbalan. Nos encontramos entonces en el punto álgido de la escena: la niña berreando, el hermano que no da muestra alguna de arrepentimiento y la progenitora que finalmente estalla en un: “¡¡¡¡No te aguanto más. Eres más malo que el demonio!!!!”. MAL, MAL, PERO QUE MUY MAL (así, con mayúsculas).

Después de leer esta historia me doy cuenta de que a la que no deberían haberle dado la licencia de madre es a mí, por soltar estos exabruptos en vez de mantener la calma. A lo mejor tendría que aprender de Pablo y no estar siempre a la espera de que mi niño haga alguna trastada. Hacerle ver que él es bueno, y que solo tiene que intentarlo.

Entono el mea culpa, y no me fustigo más para no aburrir al personal.

PD: El cuento no es mío (ya quisiera yo) sino de Lorenzo Silva, y se llama Pablo y los malos (Ed. Planeta). Altamente recomendable para los niños-trasto de la casa.

En tu caso: ¿cómo reaccionas cuando tu hijo hace alguna travesura?, ¿conoces algún truco para distraer su atención?

Comparte tus dudas, opina sobre este artículo y consulta los comentarios.

Autora: Cecilia Frías

Artículos sobre el comportamiento de los niños en Elbebe.com:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...