Lo que me hubiese gustado saber cuando sufrí un aborto espontáneo

Hace unos dos años tuve la dura experiencia de sufrir una pérdida gestacional, un aborto espontáneo. Era mi primer embarazo, por lo que me encontraba en el inicio del camino de la maternidad, algo completamente nuevo para mí.

Nunca en mi vida pensé que yo fuese a tener un aborto. Creo que como la mayoría de las mujeres, no estaba preparada para enfrentarme a él.

Ahora soy capaz de mirar atrás y analizar lo que viví con mucho más conocimiento y conciencia de lo que sucedió. He aprendido de la experiencia y me gustaría ayudar a otras mujeres a manejar la situación si les llega el momento.

¿Por qué el aborto supone un impacto emocional fuerte?

Lo primero de lo que debemos ser conscientes es que el aborto espontáneo supone un impacto emocional muy fuerte para la mujer. Es una pérdida muy importante porque se pierde el embarazo y con él, la representación simbólica del bebé que se iba a tener y el vínculo con ese futuro bebé que comenzaba a establecerse.

Se pierde la ilusión, el proyecto de vida y las expectativas de la vida con ese bebé.

Aunque el bebé aún no ha nacido, la madre ya lo ha imaginado, lo ha deseado y querido, lo estaba esperando y cuidando desde el momento en el que supo que estaba embarazada. Por lo tanto, para ella sí era real y en consecuencia, la pérdida es real. Así, la mujer y su pareja tienen que elaborar un duelo para poder asimilar la pérdida. Deben permitirse a sí mismos atravesar ese duelo, dándole la importancia que tiene y dejándole el espacio necesario a los sentimientos de dolor asociados a la pérdida.

También deben saber que el aborto es un tema social muy silenciado. Nadie habla de él, ni quiere escuchar nada sobre él. Cuando una mujer aborta, a su alrededor se suele construir un muro de silencio que le impide expresar su dolor, sus miedos o su angustia. Es importante buscar un espacio en el que poder compartir experiencias, emociones, referentes. Muchas veces es necesario recurrir a grupos de apoyo, pues el entorno inmediato de la pareja no puede ofrecer dicho espacio.

Además, el aborto espontáneo es una cuestión a la que la sociedad resta importancia y valor. Parece que “no es para tanto” o que no se ha perdido nada porque el bebé aún no había nacido. Esta incomprensión social es muy frecuente y dificulta mucho el proceso de duelo. Los padres se plantean si sus sentimientos son exagerados, haciéndose eco del mensaje que su entorno les transmite.

Por eso es importante ser conscientes de que sí hay una pérdida importante, los sentimientos son los propios de un duelo y es la sociedad la que silencia y no empatiza, no la pareja que sufre la que exagera.

¿Qué debemos saber ante un aborto espontáneo?

Por otra parte, creo que es muy importante saber que es esencial pedir ayuda cuando se ha sufrido un aborto. El impacto emocional al que nos enfrentamos es lo suficientemente fuerte como para requerir apoyo emocional. Muchas veces, como el entorno cercano no sabe cómo ofrecerlo, la ayuda profesional o los grupos de apoyo son muy beneficiosos.

También debéis saber que os vais a enfrentar a un sin fin de comentarios desafortunados, sin mala intención, pero que pueden hacer mucho daño. Yo recuerdo muchas veces una persona que me dijo “No te preocupes, no tenías nada, así que no has perdido nada”. Es el reflejo más claro de la incomprensión. Claro que había perdido, y mucho.

Además es importante que preguntéis todas vuestras dudas a vuestro ginecólogo. Es importante encontrar a un profesional cercano y accesible que os aporte la información que necesitéis. Esto os permitirá elaborar emocionalmente la experiencia con más seguridad y confianza.

También es importante que os toméis vuestro tiempo. Cuando se detecta un aborto espontáneo, se indica que hay que hacer un legrado a la mayor brevedad posible. Esto dificulta a los padres tomar conciencia lo que ha sucedido y despedirse de su embarazo y de su bebé. Todo sucede demasiado rápido, más rápido de lo que emocionalmente estamos preparados para asimilar. Intentad que se respeten vuestras necesidades emocionales. A veces, los profesionales no empatizan con el paciente.

Con todo esto espero facilitar un poco el camino de las personas que tengan que atravesar esta dura experiencia, enviándoles desde aquí todo mi cariño y mi apoyo.

Si queréis, podéis comentarnos vuestras dudas y experiencias en los comentarios de este post. Intentaré iros respondiendo e invito a otras mujeres que hayan pasado por esto a escribir y apoyar a las demás con sus comentarios.

Autora: Mónica Serrano Muñoz

Más artículos sobre aborto espontáneo en Elbebe.com:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

27 pensamientos en “Lo que me hubiese gustado saber cuando sufrí un aborto espontáneo

  1. Aroa

    Hola a tod@s. Tal y como estais contando vuestras experiencias, hace un par de meses perdí a mi bebé, estaba de sólo 9 semanas y todo empezó en la 7 semana; sangrado, bolsa embrional sin embrión, luego bolsa embrional aplastada pero con fercuencia cardiaca, hasta la última semana….. todo bien, sin hematoma, bolsa embrional normal… pero ya no había frecuencia cardiaca. Me hicieron un legrado, pero a los 4 dias empecé a tener dolores muy fuertes, volvía al hospital y tras estar hospitalizada 4 dias esperando a que yo por mi sola epulsara los restos que me habian quedado del legrado, .. me hicieron otro legrado. Ahora han pasado unos 30 dias, y me ha venido la menstruación ( eso creo y espero ). Después del legrado tuve relaciones sexuales con mi pareja ( 15 dias después ) y con preservativo, 3 veces al máximo…. y tras esta menstruación creí que ya podría tener una vida sexual con mi pareja, y además creía que con esta menstruación…. cerraba por completo este ciclo… y podría empezar de nuevo. Pero! despues de esta menstruación he tenido relaciones sexuales sin preservativo y tengo dolor abdominal continuo desde entonces, molestia en la vagina y vuelvo a sangrar ( menos cantidad, pero más rojo intenso y sin olor de menstruación). Estoy muy preocupada, después de tantas complicaciones sólo quiero poder hacer vida normal y pasar página. Alguién me puede ayudar?

  2. Carolina Vanegas

    Hoy 19 de mayo sufri un aborto espontaneo… Es lo mas doloroso que me ha pasado…. Tenia 11 semanas 4 dias, estaba tan ilusionada, esperaba a mi bebe con ancias lo deseaba tanto y es tan duro saber ke ya no esta creciendo dentro de mi.
    Mi novio y yo estamos sufriendo era nuestro primer embarazo y lo amabamos aun cuando no habia nacido, nos hicimos muchas ilusiones y nos duele en el alma….
    Los doctores dijeron ke el bebe tenia un tamaño de un feto de 3.51 cm ke parecia un bebe de 8 semanas… No se escucho su corazoncito dijeron ke el feto posiblemente murio hace dos semanas pero yo no sangre hasta ayer… Me llevaron a hacerme un monton de examenes, y determinaron que era un aborto inevitable.
    Hoy en la mañana sufri contracciones mucho dolor y cada vez ke iba al baño expulsaba coagulos de sangre y tejidos muy grandes… Me entristeci mas que a lo mejor ahi iba mi bebe…:( estoy mas tranquila, sin dolor fisico pero por dentro siento ke me arrancaron el corazon… Me pongo a pensar como hay mujeres ke no desean tener a sus hijos intentan abortarlos, consumen drogas, alcohol, hacen de todo por dañar su embarazo y aun asi nacen!!!! Y nosotros que lo deseamos tanto no pudimos tenerlo… Me duele tanto solo pido fuerzas a Dios

  3. María

    Mi nombre es Mirian,tengo 34 años,dos hijos,uno de 8 y otro por cumplir 3 años,me costo mucho aceptar que estaba embarazada por tercera vez,porque ya teniamos crisis economica y crisis de pareja,y hoy siento gran culpa,dolor impotencia porque perdí mi embarazo de tres meses el día 16 de abril,tuve legrado,lo sufrí mucho jama supe lo que era y anterior a este día,estuve internada,con hemorragias,con reposo,pérdidas,todo el proceso fue triste,mi marido falto 2 semanas al trabajo,nadie nos ayudo,yo me quedaba sola en la clínica para que el se pudiera quedar con los chicos,les hacia todo,lavar la ropa,cambiarlos darles de comer y llevarlos a clase,pero yo no estaba en un spa,estuve triste,sola y deprimida,me costaba comer y cada día las esperanzas eran menos,pero no me imaginaba que lo perderíamos,albergaba algo de fe,ahora a días y en casa,estamos en crisis con mi marido,el decidió que el tema está cerrado,que ya lloró lo suficiente,yo sigo llorando y lo busco,lo abrazo y su dureza me lástima,me dice que estaré toda la vida así y que no es justo para toda la familia porque a todos nos duele,que no me haga más la víctima,y yo discutí porque el y su familia siempre tiene la cultura de minimizar el dolor,y estas situaciones añaden más tristeza,quizás hay mamás que tiene más apoyo y estas cosas no les afectan,pero me duele mucho que me digan,ya pasó ,sos fuerte ,busca otro más adelante,no estaba totalmente formado como para nacer…No se qué hacer,parece que no me hace falta duelo,que el cuerpo ya no me tiene que doler,que si bien mis hijos me necesitan,ya no puedo estar en la cama ni debería llorar más ,total como al enterarme no hice un GrA festejo no me lo merecía y estas palabras que viene a mi mente y algunas que ya escuche no me dejan tranquila,no se lo que es el duelo y no se cómo vamos a terminar con mi marido,mi síntesis es que afecta mucho a nuestro matrimonio la pérdida de nuestro embarazo,que no tenemos idea ni apoyo alguno en saber que hacer,que se que cada uno lo vive a su modo,pero no por eso el modo de uno es el mejor y más efectivo,no llorarlo no te garantiza que en algún momento no explotes.No se qué hacer,estoy infeliz y un poco desesperada,no quiero volverme loca o depresiva.

  4. Carol

    Yo hace 10 meses estaba embarazada, lo busqué durante 2 años, era mi segundo hijo, por examen de orina aparecia que estaba embarazada, fui al doctor y me hicieron los examenes de sangre y todo parecia como un si ,no me hicieron ecografia porque aun era muy pequeño, pero empece a sentir mucho dolor y me dolia dia y noche, consulte y me decian que era por el crecimiento del utero, que era un proceso normal , lo peor es que yo presentia que algo no estaba bien porque no era un dolor normal como premenstrual , le comentaba a mi esposo y me decia que me quedara tranquila, que no llamara las malas vibras, estuve como 3 semanas sintiendome horrible , me hicieron muchos examenes de sangre para saber si el bebe seguia creciendo y parecia que si , pero aun asi los rangos no eran muy altos como debieran ser, pero me decian q estuviese tranquila, como era extremo el dolor me hicieron una ecografia y el bebe no se veia , la razon que me dieron era que la maquina de urgencias no era tan buena como las que se encontraban arriba en las consultas y que donde era muy pequeño aun era posible q no se viera … me mandaron a la casa , el doctor frente a esta respuesta de la clinica me pidio que lo fuese a ver me pidio otro examen de sangre que me lo hice de inmediato y los niveles habian subido pero muy pequeñisima cantidad , sobre la misma el doctor me dice que hable con las recepcionistas para un sobre cupo para una ecografia, me encontraba sola con mi hijo de 9 años , mi esposo habia tenido que viajar a un funeral de una de sus tias y recibi la noticia tenia un embarazo ectopico , no se veia simplemente porque estaba alojado en la trompa justo atrás del ovario , por lo cual me dice el doctor esta mal ubicado y le pregunto esto significa que no va a nacer ? y me dice no, no podemos remediar esto , con el dolor de mi alma sali de la consulta sin poder derramar una lagrima para proteger a mi hijo, el lloraba y lloraba y yo tratando de explicarle para calmar su dolor , el doctor me dijo que la mayoria de los casos esto se resolvia solo que teniamos que esperar , pero teniamos que hacer constantes examenes para ver como iba evolucionando ya que no podia crecer mucho porq me podia romper y provocar una hemorragia , pero pasaron los dias y no se resolvia sino que seguia su vida y seguia creciendo dentro de mi , una noche fui ir a urgencias otra vez porq cada dia el dolor era mas insoportable , llame a mi medico y me dijo que fuera y que ahi le avisarian teniendo la ecografia y los examenes de sangre , el doctor que se encontraba en la clinica no pudo pillar en la eco a mi bebe , pero decidieron hospitalizarme por precaucion , al otro dia aprimera hora llegando los doctores a sus consultas me llevan a hacerme otra eco con el maximo de los especialistas en mi caso y me dice ahi esta el bebe y sigue creciendo y no podemos esperar mas ya no tiene por donde salir porque esta vivo , tenemos dos opciones te hacemso una cirugia o lo tratamos a travez de inyecciones , pero la segunda es un proceso largo y muy doloroso , para mi lo mejor es operar de inmediato , en eso estoy esperando que uno de los enfermeros me traslade a mi cuarto , cuando llama a mi doctor que estaba en una de las salas continuas y escuche la conversacion cuando lo regaño por estar esperando y no haber solucionado eso con anterioridad y ya estaba en peligro mi vida , entonces me prepararon para el quirofano , me trasladan a la sala de preparacion y llega el equipo medico y el laparoscopista y me dice es muy probable que no solo tengamos que sacar al bebe , si no tambien la trompa de falopio , pero solo eso lo sabremos ya en el quirofano , cuando desperte de la anestecia ya estaba vacia y me informaron que sacaron a mi bebe vivo , que me tuvieron que sacar la trompa y mas encima que me habian encontrado sangre por todo el abdomen lo que indicaba que si no me hubiesen operado en ese instante habria muerto .. aparte de todo el dolor que se siente , lo peor es que nunca pude expresarlo, me tuve que hacer la fuerte para contener a mi hijo que sufrio por meses y a mi esposo y gusradrme todo el dolor de haber perdido un hijo y lo mas terrible es que hubo que matarlo, no murio porque tenia un problema genetico , ni ninguna de las razones por las de abortos espontaneos , si no porq no pudo bajar por la trompa porq estaba tapada por un mioma funcional que habia tenido unos mese antes y que me habin dicho que se solucionaria solo, lo horrible que es saber que tuviste la culpa o que tu cuerpo tuvo la culpa de tener que matar a un hijo , que no se pudiese ubicar y que no pudiese nacer .. y que te digan que ahora tu cuerpo tiene mayor posibilidades de volver a tener ectopico o abortos y generar otro ectopico poder perder la otra trompa y perder toda posibilidad de volver a tener un hijo de forma natural …..ahora estoy de 10 semanas y esta bien ubicado pero con un miedo atroz de que pueda perder a mi hijo otra vez y con aun el sufrimiento de lo anterior que nunca he podido exteriorizar …solo quiero que pasen los meses y poder ver que esta vez todo estará bien

  5. Andrea

    Tuve un aborto espontáneo a las 6 semanas en el mes de abril del año pasado, a pesar del poco tiempo fue muy doloroso tanto para mi esposo como para mí, en agosto me enteré para mi sorpresa que estaba embarazada de nuevo. Al principio no le puse mucha fe pues no quería ilusionarme cada vez que iba al baño sentía esa angustia de que iba a ver sangre, sin embargo fueron pasando las semanas, pues todo ha salido bien hasta ahora ( ya estoy en mi semana 34) al pasar la semana 12 y cuando me confirmaron que el bebé venía bien decidimos con mi esposo contarle a nuestros amigos y familiares . Yo soy creyente y le pido todos los días a Dios por mi bebé para que nazca sano y trato de mantenerme la mayor parte del tiempo positiva pero en ocasiones me agarra un temor y una ansiedad sobre todo en estas últimas semanas porque definitivamente creo que perder un hijo independientemente del tiempo que se tenga es una experiencia horrible y como han dicho varias personas quien no ha pasado por una experiencia de éstas difícilmente entiende lo que se siente

  6. mamaencamino

    Yo viví un aborto retenido (sin sangrado y sin señales) en mi primer embarazo, de eso hace dos años. Recuerdo que después de intentar por ocho meses estaba bastante feliz, confirmamos el resultado por varias pruebas y cuando llegué al gine el sr ese me atendió como sin ganas, vio el eco y nos dijo que el bebé parecía muy pequeño y que tal vez por eso no escuchaba el latido cardiaco. Yo le dije que si tenía que preocuparme, que si algo andaba mal y me dijo que no, que fuera a disfrutar mi embarazo. Claro, en dos semanas otra cita, un montón de pago de honorarios y felices todos.
    Pasé dos semanas contandole al mundo entero de mi embarazo, solo de eso hablaba, no tenía mente para nada más y sin malestares de embarazo le dije a mi mamá “yo podría tener mil embarazos iguales a este”.
    En la segunda cita al llegar nadie me hablaba, era como una apestada, todos se alejaban y una dra me dijo: está de ocho semanas, segura? le voy a dar un material pero no siempre se los damos porque algunas chicas pierden el embarazo o no están en realidad embarazadas, me pareció un comentario raro pero no le di importancia. Después me viene a la mente el recuerdo de estar en una bata roja, con mi madre, el medico viendo el eco, sin hablarme, sin sonido y yo con mucho frio, asustada porque no me decía nada y no veía que se moviera nada, no veía el bebé. El sujeto me dice: este embarazo no da más, vaya hagase un legrado… todo lo demás que recuerdo era llanto, dolor, tener que llamar a mi esposo, gritos de dolor,una estadía en el hospital sola, una residente que me prepara para legrado sin hacer dilatación, un médico que le grita: ella puede perder el útero y mucho miedo. Pasado el legrado ya no había nada, nadie hablaba al respecto.
    Después tuve terapia, un grupo de apoyo virtual, tto de fertilidad y un embarazo super dificil con riesgo de aborto que me mantuvo en cama, pero puedo decir que he superado todo cuando veo a mi hija, mi princesa que ahora está de ocho meses.
    A mí en lo personal me dolió mucho que además de perder el embarazo perdí la ilusión y la candidez, mi segundo embarazo fue tan deseado, pero tenía miedo de decir que sí estabamos esperando, me daba miedo ilusionarme y amar de nuevo para después dejarlo ir. A mi nenita empecé a hablarle hasta que llevaba como doce semanas, la amaba, pero me daba terror expresarlo, me daba pena no poder sentirme como la primera vez, con la inocencia, con la felicidad; ahora tenía miedo, mucho miedo, cada día me sentía feliz porque lo había superado y le decía que no se fuera.
    Además de perder mi primera hija (yo le di nombre para ayudar a mi duelo) yo perdí la inocencia, pero gané una fuerza que nos hace ser madres aún de hijos a los que nunca vimos

  7. Vanesa

    Hola, me ha gustado mucho el artículo. En mi caso sufrí un aborto a las 11 semanas en mi primer embarazo. De esto hace 5 años, me enteré de que estaba embarazada a las 5 semanas y ya desde el principio tuve sangrados, pero todo iba para delante, su corazoncito latía, el crecía…hasta un día que manché algo más que de costumbre y con un fuerte dolor. Mi ginecólogo me dijo que eran contracciones, que debía reposar y tranquilizarme (qué fácil), además su corazón seguía latiendo. Eran las 6 de la tarde.
    A las 10 estaba en cama sangrando muchísimo y con un dolor insoportable. El dolor no era solo físico, me moría al saber lo que estaba pasando y que no podía hacer nada para evitarlo, hacía 4 horas estaba oyendo el latido de mi bebé y ahora se me estaba yendo.
    Cuando llegué al hospital me confirmaron lo que ya sabía.
    El ginecólogo que me atendió fué despreciable, al muy … se le ocurre decirme “pero no llores que un aborto es un motivo de alegría” , alegría dice. Luego me explicó que posiblemente viniese mal y mi cuerpo lo estaba rechazando, que será verdad o no, pero dímelo así y no que tengo que alegrarme por tener un aborto.
    A las 11 llamé a mi marido, que estaba trabajando, para darle la mala noticia, no lo había avisado antes por si acaso no era nada, ya veis. El pobre llegó al hospital en un suspiro. El 4 de enero
    siempre será el peor día de nuestra vida.
    Nos costó recuperarnos, me obsesioné con si no podría tener hijos, agobiaba a mi marido con si él querría adoptar…hasta que 10 meses después me enteré que estaba de 7 semanas y ahora tengo 2 niñas preciosas.
    Ha sido la peor experiencia que he vivido y me duele cuando oigo eso de que “por lo menos fué pronto” “aún no te habías hecho a la idea de ser mamá”, es totalmente falso. Y yo no recuerdo ir queriendo más a mis hijas cada mes de embarazo, sí me emocioné al oir sus latidos o cuando las sentí por primera vez, pero no las quise más por eso. Un aborto temprano es tan doloroso como uno más avanzado.
    Ánimo a todas las que esteis pasando por esto. Y gracias por darnos la oprtunidad de contar nuestras historias, en mi caso nunca lo había contado así y creo que me siento mejor después de hacerlo. GRACIAS!!

  8. Ely

    Hola , como todas ustedes yo también sufrí un aborto, era mi segundo embarazo, fue hace 1 mes y fue muy traumático por que hubo mucho dolor físico y claro emocional, empece con un sangrado en la madrugada y hablamos con el doctor el cual receto una inyección para parar el sangrado, pues el estaba de viaje y hasta el día siguiente me vio y fue cuando de dio cuenta de que mi bebe estaba muerto tenía 12 semanas, me dio unas pastillas para empezar con el proceso arrojar el bebe por el sangrado me dijo que iba a tener dolor como cólicos que si podía me aguantara si no me tomara algo para dolor, llegue a casa y como a la hora de llegar empezaron los dolores muyyyy fuertes empecía como a la 1:00 de la tarde y para las 3:00 ya me había desmayado dos veces del dolr tan fuerte, le dije ai esposo que ta no aguantaba mas que me llevara al hospital, llamamos al doctor y nos vimos ahí, lo que me pasaba era que no dilataba y no arrojaba nada era puro dolor horrible eran las 5:00 y me metieron quirófano para hacerme el legrado yo ya esta super cansada y triste me contractual el cuello y hombros de la tensión que hacia en cada contracción, finalmente todo acabo y yo no podía creer que ya no tenía dolor físico por que el emocional dura mas acabo de cumplir la cuarentena y tengo como días días que ya no siento dolor, por que Navidad y año nuevo me sentí super mal, pero bueno ya tengo mi angelito en el cielo y se lo entregue con todos corazon a la mejor mama del mundo mi virgencita hermosa. Ahora arriba y adelante tengo mi niño hermoso de 2 años y un esposo maravilloso y animo compañeras de dolor las mujeres somo fuertes y hacemos lo imposible por nuestras familias saludos y suerte a todas.

  9. maria jesus

    me quede embarazada en el 2007,no fué un embarazo buscado,pero solo el oir estas embarazada,me hizo enamorarme de la personita que crecia en mi interior.
    tan solo a la seman de saber que estaba embarazada,me dijeron que mi embarazo era de alto riesgo,no podia moverme nada mas que de la cama al baño y del baño a la cama….y fue lo que hice,con la ayuda de mi marido y mi madre,pase el primer trimestre de embarazo practicamente inmovil,pero eso no fue suficiente…
    llego el dia en el que me hacian la ecografia de las 12 semanas,y cuando entre al ginecologo y me puso el ecografo empezo mi pesadilla.Las palabras del ginecologo: ustedes que hacen aqui,usted no esta embarazada,no hay rastro de embarazo.por lo que yo me empece a asustar muchisimo….el siguio mirando,y sus siguientes palabras fueron:Ah si,aqui veo algo,es un feto pero esta muerto!!!!
    las peores palabras que e oido en mi vida,no podia parar de llorar,estabamos destrozados y nada nos podia consolar,pero el doctor no se conformo con sus duras palabras que aun me dijo mas…NO llore señora,las madres tienen que sufrir…
    despues de eso sali de la consulta corriendo,escaleras arriba y sin pensarlo dos veces,mis padres y mi marido me llevaron al hospital,alli me miraron y me dijeron que mi bebé no tenia latido y al dia siguiente me practicarian un legrado,pase la noche en mi casa,no abrí la boca en ningun momento para nada,y tampoco pude dormir.solo sentia miedo y mucha culpabilidad,¿que habria hecho mal para que mi bebé hubiera perdido su vida,porque a mi,porque no habia sido capaz de sacar el embarazo adelante?,todo era un bloqueo en mi cabeza.A la mañana siguiente,despues de hacerme el legrado,escuche cosas horrorosas,pero para mi lo peor que me dijeron fue:¿te encuentras bien,estas cansada,porque es como si hubieras dado a luz?,NO PERMITAIS QUE NADIE COMPARE ESE MOMENTO CON EL DE DAR A LUZ,NO TIENE NADA QUE VER!!!!
    En fin,cai en una depresion bastante fuerte,pero aun asi eran tan grandes mis ganas de ser madre,que buscamos el quedarme embarazada,y a los 7 meses llego la gran noticia,el dia de reyes se confirmo,estaba embarazada de mi preciosa hija IRIS,(por la diosa griega Iris la que unio el cielo con la tierra con un arco de colores,el arco iris),la cual seria la que iluminaria mi vida de colores despues de que se hubiera oscurecido de gris

  10. Mariela

    Hola, mi primer y cuarto embarazo terminaron en abortos espontáneos. Al primero jamás se le vió latido, pero el segundo aborto fue aún más doloroso que el primero pues ya lo habíamos visto, tanto mi esposo y yo como mis dos hijos pequeños, a sus 8 semanas con latido del corazón y todo. Fue en mi visita de las 12 semanas cuando no se le encontró ya latido a mi bebé. Esta segunda pérdida fue aún más dolorosa, ya que la ilusión ya había crecido en todos en mi familia. Además que los comentarios de mucha gente que no ha pasado por esto (que no lo hacen con mala intención) no se hicieron esperar “Lo bueno es que fue temprano en el embarazo”, “Si tu sufres ahora imagina lo que sufrió Fulanita cuando lo perdió de 9 meses de nacido, y la que perdió a su hijo de 23 años”, y así. Me identifico plenamente con todo lo que dices en tu artículo, y hasta había pensado en crear un blog o tal vez un grupo de apoyo donde poder ofrecerle a otras mujeres y a sus parejas el consuelo y la orientación necesarias en estos momentos de verdadero duelo. Me alegra que tu te hayas tomado el tiempo de hablarlo en tu blog y espero que al compartirlo con amigas quienes sé han pasado por ello puedan ellas sentir que tienen nuestro apoyo y comprensión. Un abrazo.

  11. Liss

    Tengo 2 bebos. 5 y 3 años. Varón y hembra. El año pasado me embarazé y a las 14 semanas, cuando me indicaron la sonografía para ver el sexo del bebé, lo que vi es que ya no tenía vida. Su corazón se detuvo a las 12 semanas. Cuánto dolor. Mi bebé. Luego de eso, ya mi Dr me recomendó que lo más sano era que no tuviera más hijos. Ya tengo 42 años. Buscamos en internet las probabilidades de mal formaciones, y entendimos que era lo mejor. Me ha costado MUCHO superarlo. Y más que ya no puedo tener otro. Ya después de 1 año, siento que voy revasándolo. Excelente artículo. Nadie que no haya perdido un bebé se imagina lo que se siente.

  12. Janet

    Hola,
    Yo perdi a mi segundo bebe cuando apenas tenia 6 semanas. Derrepente un dia vi una mancha (como de menstruacion) y fue de menos a mas. Fui al medico y me dijeron que el bebe estaba bien aunque su corazon latia muy lento y que debiamos esperar. Al dia siguiente tenia una menstruacion regular “normal” como dicen los doctores, mi ginecologa me dijo que lamentaba desilusionarme pero que la perdida era inevitable. A las dos horas empeze con los dolores mas horribles que he experimentado en mi vida. Fui a la oficina de mi ginecologa y ahi me lo saco,bueno ya estaba casi afuera (esos eran mis dolores).

    Emosionalmente fue un total SHOCK! Tanto para mi como para mi esposo. Aunque trataba de enfocarme en mi hija que aun no cumplia los dos anos, era casi imposible.

    Amigas, lo unico que me alento fue saber que DIOS TIENE EL CONTROL DE TODA SITUACION! El me dio las fuerzas para salir de mi depresion y aunque aun me duele el recordar que perdi a mi bebe, ahora El me ha regalado otra razon para vivir. Estoy embarazada nuevamente y tengo 12 semanas. Se que aun tengo un largo camino por recorer pero puedo decirles que estoy tomala de la mano de Nuestro Padre Celestial y que se haga su voluntad.

    He leido los comentarios que aqui se han escrito y creo que en el fondo de nuestros corazones sabemos que Dios es quien nos ha ayudado a superar nuestras experiencias, ya sea dandonos una familia amorasa, un esposo apoyador o las mejores amigas del mundo, no crean que estan ahi por casualidad. Existe un ser TODOPODEROSO que nos ama incondicionalmente y nos cuida.

    Para todas espero que Dios les de el consuelo que sus corazones necesitan para seguir adelante en la vida y aprender a vivir con el recuerdo de lo que pudo ser.
    Un abrazo fuerte!

  13. Paula

    El año pasado tuvimos que pasar por el proceso de tener un aborto espontaneo. Estaba de 12 semanas y el embarazo se había detenido a las 7 semanas. No sé si por mi temperamento, al realizarme la primer ecografía se nos informó lo que sucedía y partimos al Hospital. Mi esposo le costó mucho este proceso y a mí, lo primero que me surgió fue que corría en riesgo mi vida, y que aún no era mi tiempo. Luego, del legrado y el desconocimiento de muchas cosas sobre el tema tuve mis cuidados pero me llevaron pronto a tener EPI (Enfermedad Pelvica Inflamatoria) unas dos veces por esto y no quisiera volver a atravesar por un proceso así. Me dijeron que tendría que esperar al menos unos 3 años para volver a intentar quedarme embarazada. Pero en verdad ha sido muy duro y he pasado peor que mis dos partos con mis dos hijos. No ha sido fácil, sobre todo lo que comentas de los comentarios desafortunados, pero nos ha requerido un tiempo de restauración y sobretodo amor con mi esposo, lo cual valoro mucho. Muchas gracias por la información que has transmitido y también estoy a disposición por cualquier pregunta. Asisto a un grupo de contención de madres que se preparan al parto y para el post parto…un abrazo desde Mendoza Argentina.

  14. Daiana

    Hola, acabo de leer el articulo y cada uno de los comentarios con los que estoy completamente de acuerdo y super identificada.
    Tratare de ser breve pero igual mi historia sirve para algo.
    En el año 1995 a mis 21 años tuve a mi primer bebé de parto normal todo salio bien, nos cambiamos de país cuando mi hijo tenía 3 años, quizá ese era el mejor momento para buscarle un hermanito pero no era el mejor momento económico por lo que con mi marido decidimos que era mejor esperar, luego conseguí un trabajo bastante bueno pero claro no era compatible con un embarazo, así que pensamos que en cuanto se pudiese lo dejaría y nos pondríamos en campaña, cuando ya habían pasado 4 años estuvimos de acuerdo que no se podía esperar mas, mi hijo tenia 10 años y no paraba de pedir un hermanito, cada vez que nacía un bebé nos decía cuando voy a tener un hermanito, pues bien deje mi trabajo, pedí mi cita con el ginecólogo y este me dijo que estaba muy bien que mi útero esta perfecto para encargar un bebé y que justo ese día estaba ovulando que no esperáramos ni un minuto mas, así que así fue empezamos a buscar nuestro segundo hijo, pasamas los días y me venia la regla relijiosamente y con ella una nueva desilusión pero no tirábamos la toalla hasta que luego de varios meses me falto la regla con lo que fui al medico de inmediato me hicieron las pruebas de orina y salio positivo al fin estaba embarazada, me dieron cita con el matron, fuimos a buscar a mi hijo al cole para darle la buena noticia la verdad que todo fue pura alegría e ilusión!!! lo que no sabíamos es que no nos duraría mucho, al cabo de unos días comencé a con mis primeras perdidas fuimos a urgencias de un hospital muy conocido por lo que fui con toda confianza lo que no sabía que es donde tendría la peor experiencia de mi vida, me hicieron unas pocas preguntas y me hicieron subir a una camilla potro creo que se llama y ahí una mujer muy grotesca que decía ser ginecóloga me dice que me relaje cuando me dice que tengo que hacer pipi sino no puede explorarme y yo pensaba como voy a saberlo sino me lo dice, seguido de esto me dice que debo hacer unos días de reposo porque no valdrá de nada porque lo estaba perdiendo, sinceramente me sentí muy mal tratada por esta mujer pero eso no fue lo peor cuando llegamos a casa y miramos el papel del diagnostico ponía todos mis síntomas pero los datos eran de otra mujer si ponía el nombre y la edad de una señora de 72 años, la verdad que ahí fue cuando peor me sentí al ver no solo esta persona no tuvo tacto ninguno al tratarme sino que nisiquiera puso atención en su trabajo, pero nada luego de hacer reposo y seguir manchando mucho fui nuevamente al medico y me dijeron que tenia la bolsita vacía que nunca había habido un embrión, me hicieron un legrado fue muy triste porque estábamos los tres muy ilusionados!!! fue una experiencia dolorosa que solo sabe lo que se siente quien la padece, pero a su vez buscaba cualquier cosa para intentar levantarme el animo ya que me encontraba muy, muy triste, pero a cada rato que pasaba me sentía peor al llegar a quirófanos compruebo que no era la única eramos mas de 6 mujeres para legrado y una cosa que me llamo la atención muchisimo , los legrados los hacían entre cesárea y cesárea, psicológicamente fatal ya que mientras me recuperaba de la anestesia no paraba de oír el llanto de los bebés que iban llegando al mundo y hasta llegue a ver algún bebé que lo llevaban a hacer las pruebas de rutina, muy, muy duro!!! ya que ni las muchas mujeres que habían a mi alrededor ni yo nos llevaríamos nuestro bebé a casa sino las manos vacías.
    Cuando me dieron el alta me dijeron que al pasar dos meses podríamos volver a intentarlo y las explicaciones que me dieron fueron casi las mismas que a todas. El apoyo fuera de casa la verdad no fue muy bueno, los amigos nos decían cosas muy feas como: mujer legrada, mujer preñada!! como que era un chiste!!! o nos decían pero que les pasa?? porque lo perdieron??? como si uno lo hubiese querido así, muy, muy triste!!!!

    Pues bien a pesar de todo esto no tiramos la toalla y lo volvimos a intentar, quede embarazada nuevamente y otra vez antes de llegar a las 12 semanas empecé a manchar y tuve mi segundo legrado en el año 2006 fue una nueva tristeza y frustración no solo para mi sino para mi marido y mi hijo, por lo que decidimos no buscar mas por un buen tiempo.
    En el 2008 volvimos a tener esperanzas y ganas de intentarlo una vez mas, nos hicimos pruebas esta vez los dos y la verdad estábamos bien, no había motivos como para no intentarlo así que otra vez con las mismas ganas e ilusiones!!!! logre quedar embarazada, empecé con reposo absoluto sin que nadie me lo mandara, mi marido y mi hijo me ayudaron muchisimo para que no hiciese esfuerzos pero aún así comencé a manchar nuevamente y a llorar como loca porque no podía creer que por tercera vez iba a sufrir el perder un bebé, nos fuimos a urgencias sin dejar pasar ni un minuto allí, vimos no se veía mucho porque era muy pronto por lo que me sacaban sangre a cada rato pero la curva de embarazo era cada vez mas alta así que decidieron ingresarme y hacerme pruebas a ver como evolucionaba y allí estuve 9 días hasta que llego el día de la eco deseada para ver como iba la cosa el medico esta vez mas carismático que la de mi primera experiencia me dijo que mi embarazo no evolucioba que había que hacer un legrado, así volví a sufrir una tercera vez con mas angustia a cada momento que pasaba, como dije antes lo único que me consolaba era que dentro de todo lo mío no era tan malo, ya que habían muchas mujeres allí que estaban perdiendo su primer embarazo, su primera ilusión de ser mamá yo tenía a mi hijo y que quizás Dios y la madre naturaleza habían decido que no debía tener mas niños.
    Pero cuando quise acordar allí me encontraba por tercera vez en el quirófano en una camilla a lado de otras dos camillas con mujeres que esperaban ser legradas como yo y cada una con una historia diferente una que esperaba que le hicieran su cuarto legrado, si cuatro veces intentando tener su primer bebé y decía que lo intentaría una y mil veces ya que ese era su mayor deseo, la segunda mujer que me acompañaba era una chica aún mas joven que ella y que yo la cual había cumplido con su embarazo y sus controles correctamente esperaba a su primer bebé y sabía que era una niña, todo iba correctamente hasta que empezó con sus contracciones y cuando dio a luz su niña por causas que hasta el momento no sabía la pequeña nació muerta!!! dejenme decirles que eso me marco muchisimo ya que ella a pesar de su dura experiencia parecía tranquila, supongo que estaba en shock!!! porque ella llego a sentir mas que ninguna de nosotras a esa bebita!!!

    Pues bien podría contarles miles de historias compartidas con mujeres que han atravezado experiencias similares, pero creo que es momento de ir terminando mi comentario.

    En el 2010 cuando casi ya habíamos tirado la toalla, volví a quedar embarazada, al principio parecía que no porque las pruebas de orina salían negativas y me hicieron varias, con lo que fui con mucho miedo al ginecólogo, con miedo de que me dijera que no estaba embarazada pero ya llevaba como 20 y pico de días de retraso, pero allí el medico nos dio la feliz noticia de que estaba embarazada y que todo iba muy bien, nos enseño los latidos de su corazoncito y eso fue como un milagro, me recomendó tomar hormonas hasta que pasara los tres primeros meses para intentar retener el bebé y así fue, y como todo iba bien le dimos la noticia al hermano y al resto de familia y amigos esta vez fuimos mas precabidos y lo llevamos en secreto hasta superar el primer trimestre, a partir de ese momento disfrutamos el embarazo al máximo cada día cada momento, todo muy vivido y disfrutado!!! tanto así que creo que mi bebita se quedo en mi vientre hasta la semana 42 me dieron hora para cesárea ya que no se querían arriesgar puesto que venia de nalgas y pesaba casi 4 kilos, pero esa madrugada rompí aguas, fuimos al hospital y casi no hubo tiempo al final no hubo cesárea mi niña nació de nalgas por parto normal, fue muy doloroso pero les puedo asegurar que ese dolor fue el mejor de mi vida ya que por fin me iba a ir del hospital pero esta vez gracias a Dios no me iría con los brazos vacíos!!!

    Hoy tengo un hijo con casi 18 años y mi pequeña con 19 meses no tuve la surte de verlos crecer a la vez pero si veo que tienen entre ambos una conecxion increíble!!
    Deseo de corazón que mi experiencia le sirva a alguien como ejemplo y le de fuerzas para superar todas estas duras pruebas que nos pone la vida, pero sobre todo nunca perder las esperanzas que como dicen muchas veces los médicos: mientras hay vida hay esperanza!!!
    Animo y fuerza a todas!!!

  15. kristina

    Hola a todas yo tb he sufrido un aborto me enteré en la ecografía de las 12 semanas que estaba muerto desde las 9 la verdad q no tuve ningun sintoma, me enviaron a urgencias de maternidad para que eligiera entre el legrado o las pastillas. La médico que me atendio me dijo que como estaba de poco lo mejor eran las pastillas y la verdad q en mi caso acertó no tuve dolores sangrar si mas que mi mestruación pero el primer día el segundo que tuve que volver a urgencias a poner la siguiente dosis no sangre tanto, eso si, estuve una semana de baja pq me encontraba muy cansada y mareada pero bueno, psicologicamente yo me lo tome como algo que sucede porque viene mal con problemas y no le di mas importancia que esa y lo mejor es no darle vueltas al asunto sucedió y era lo mejor para ti y para el bebe y ya está.
    Mi novio cuando llegó a casa y me vio echada en la cama nos abrazamos y le dije estoy bien cariño no te preocupes no tenia que ser y ya lo intentaremos otra vez.
    Esperamos las 2 reglas obligatorias y ahora mismo estamos intentandolo otra vez ya que somos mayores los 2, yo tengo 36 y mi novio 38, quiero decir que como la edad para ser madre recomiendan sobre los treinta y pocos…. Animo a todas las chicas con mi caso que no se lo tomen a la tremenda que ocurre mucho debido al estrés que sufrimos hoy en dia al ritmo de vida frenetico que llevamos que nos pasamos el dia corriendo de un lado para el otro.

    Un abrazo

  16. Anna

    Ahora tengo una niña de 3 años, pero antes que ella, tuve la mala suerte de tener 2 abortos, ambos a las 8 semanas de gestación. Dicen que las madres, cuando somos mamás, se nos despierta un sexto sentido, pués bien, yo creo, que ese sexto sentido nos aparece desde el momento que sabemos que estamos embarazadas. Cuando nos enteramos que estaba embarazada, la primera vez, la emoción y la alegría del momento nos hizo coger el teléfono y llamar a padres, hermanos y abuelos para darles la buena nueva, por lo general, todos se pusieron contentos, pero mi suegra y mi cuñada pusieron su toque especial, la primera me dijo que habíamos ido a buscar el niño demasiado pronto y la segunda que no es bueno decir que se está embarazada hasta los 3 meses, porque pueden suceder cosas,…pues bien, con tan sabios comentarios empecé a pensar y a pensar y me entró como un mal presentimiento de que mi embarazo no iba bien, y así se confirmó, tres semanas más tardes, me confirmaron por ecografía que no se había formado embrión y que tenía que abortar, ese día fue el más triste de mi vida, pero bueno, no nos rendimos y seis meses más tarde me volví a quedar embarazada, mi hermana que tenía mucha ilusión por ser tía, me regaló un chupete, pues bien, fue enterarse mi suegra y me volvió a decir que no se puede aceptar un regalo antes de los tres meses, porque pueden pasar cosas,…pues bien, otra vez, a las ocho semanas volví a abortar, esta vez empecé con pérdidas al salir del trabajo y al ir al hospital me confirmaron mis sospechas, que el pequeño corazoncito de mi bebé no latía y que me tenían que hacer un legrado. Durante mi recuperación, un día, tuve que soportar la llamada de mi suegra para ver cómo me encontraba y para comentarme que la culpable de los abortos era yo, pues su hijo me dejaba embarazada y que era yo la que los perdía,…Los dos abortos, los comentarios y el hecho de que familiares y amigos se quedaban embarazados y sus embarazos evolucionaran bien, hizo nacer en mí un sentimiento de soledad, no quería que abortasen, pero necesitaba saber, que alguien pasaba por lo mismo, porque en esos momentos sentía que sólo me pasaba a mí, así se lo conté a mi marido y el pobre se lo comentó a su madre, la cual quiso venir a hablar conmigo y lo cual yo rechacé, esta decisión supuso una reunión familiar, con la familia de mi marido, para exponer que necesitaba ayuda de un profesional, cuando lo único que creía que lo que necesitaba era hablar y expresar mis sentimientos, cosa que hice con mi doctora de cabecera y una compañera mía del trabajo, las cuales me ayudaron mucho. Bien a los cuatro meses del segundo aborto, me volví a quedar embarazada y pese a que no fue un embarazo fácil ni un parto sencillo, ya que después de 21 horas de parto me tuvieron que hacer cesárea, ahora tengo conmigo al ser más maravilloso del mundo, una niña de tres añitos que es la alegría de la casa. Yo, en ningún momento he ocultado a nadie que he tenido 2 abortos y ésto, me permite ayudar a mujeres que se han encontrado, a posterior, en mi misma situación o parecida, porque yo me sentí muy sola, tenía la sensación que nadie me entendía, ya que la sociedad, por un lado tiende a ocultar que se ha abortado y por otro lado, la gente que te tiene que apoyar, lo hace como quitando importancia al aborto y aunque lo hacen por creyendo que es un bien para la mujer que aborta, lo cierto, es que lo único que consiguen es que la mujer viva el proceso de duelo en la soledad; por ello quiero felicitar a la creadora de este blog, porque gracias a ella, podemos expresar sentimientos que los teníamos guardados y podemos ayudad a mujeres que estén pasando o que vayan a pasar por la dura experiencia de sufrir un aborto. Gracias!!!!

  17. sonia

    He leido el articulo y me ha parecido muy interesante, la verdad es que quien no ha tenido nunca un aborto sabe lo que es. Yo he tenido cuatro y ahora han empezado ha hacerme pruebas tanto a mi como a mi pareja. Tengo ganas de saber el porque de esta perdida ya que nadie te dice nada el momento.

  18. Conchi

    Alguna vez se habla de un aborto deliberado cuando el bebe presenta una malformación? Existe? Se puede sumar al dolor de un aborto la decisión voluntaria moral, ética y personal de interrumpirlo? Han pasado más dos años, he tenido otra niña y todavía evoco mi ingreso en el hospital, mi dolor, el camisón encima de la cama preparando mi estancia, los dolores de las contracciones y mi imagen en el baño del hospital recogiendo mis entrañas….es parte de mi vida. Para los demás nada existió, nada sucedió, para mi… es parte de mi historia, estoy feliz con mis hijas…. a pesar de lo cual sigo recordando el niño que fue y no es, hasta cuando? hasta siempre, crece el silencio y pervive el recuerdo.

  19. Pilar

    Me he sentido muy identificada con este artículo. Mi experiencia fue como cuento a continuación: descubrí mi embarazo casi por casualidad estando de vacaciones, de tal modo que nos acercamos a un Centro de Salud donde me confirmaron mediante un test repetido que ¡estaba embarazada! Lo comunicamos a nuestras familias con gran alegría. Una parte de la familia se mostró disgustada por decirlo tan pronto, porque la vida da muchas vueltas. Como una mala premonición, el mismo día que me vio el matrón, con la coincidencia de que me pasó allí mismo en el Centro de Salud, comencé a sangrar (después de la consulta). Llegué a casa y empecé a deprimirme y asustarme a pasos agigantados. Mi marido y yo fuimos al Hospital. Prefiero no detallar el proceso, pero indefensa me vi en aquella camilla después de la exploración y preguntándome “aquel personal” que quién me había dicho a mi que estaba embarazada … deprimente. Salí de aquella consulta, mi marido me esperaba fuera, cuando salí me abracé a él llorando, desconsolada, luego me tocó consolarlo a él. Mi familia enseguida fue a mi casa para apoyarme, cosa que consiguieron. Me dejaron hablar de mis sentimientos. Ellos apenas hablaban. Me sentí escuchada y comprendida por ellos. El mismo día por la tarde mientras me lavaba en el bidet vi caer algo muy raro, llamé a mi marido para que él también lo viera. El error es que no lo llevé a analizar, o por habérselo llevado a los “lumbreras” del hospital. El caso es que lo siguiente fue ir al ginecólogo que me dijo que no era necesario legrado y que en 3 meses volvieramos a intentarlo. Así fue como, después de esa espera, comenzamos a volver a tener la ilusión y en 3 meses ya estaba de nuevo embarazada de mi niña, la que me devolvió la alegría de vivir. Espero que os sirva mi experiencia. Un abrazo para toda la que lo necesite en tan tremenda situación, por otra parte y por desgracia, habitual.

  20. Aldana

    Hola, me ha gustado el artículo porque creo que es un tema muy importante y que es verdad existe un tabú al respecto. Por mi parte tuve un aborto espontáneo y fue realmente duro. Ahora, mirando atrás puedo decir que esta experiencia ha sido una de las más impactantes de mi vida en todos los sentidos. Por un lado, atravesar ese dolor desagarrador que a su vez me ha ofrecido una experiencia transformadora de mi misma. En medio del duelo me sumergí en el dolor, lo experimenté con todos sus matices, y hoy no soy la misma mujer, no, creo que he mejorado como persona, ahora vivo la vida más presente, más serena, más Ahora. El sufrimiento fue una vía real para el despertar. Es cierto, es necesario vivir cada una de las emociones que vienen, expresar, gritar, patalaer y lo que sea que necesite cada una para atravesar el duelo. No acallemos el dolor de la pérdida de un ser que sí estaba presente!!!
    Hoy veo a mi hijo precioso y puedo estar presente para él.
    Ese aborto me abrío mucho más los ojos. Y agradezco a ese niño que no vino en ese momento su presencia durante el tiempo que estuvo en mi.
    A todas las mujeres que esten atravesando ahora el duelo de una pérdida de embarazo, vivid la pérdida como si no hubiera otra cosa en el mundo, es la mejor manera de poder decir adiós y soltar a ese bebé que no vino. Dejando espacio para otro. Un beso y gracias a la autora del artículo por sus palabras.

  21. Rosae

    Leyendo tus palabras me siento totalmente identificada con ellas. Yo también sufrí un aborto en mi primer embarazo, y el dolor que sientes es indescriptible, jamás pensé que podría sufrir de esa manera. Las palabras de apoyo y consuelo que te da el entorno no sirven más que para hundirte más, esas frases de “ya tendrás otro….” o “mejor ahora que luego” o mi favorita “no eran más que unas células”……..eso te provoca un dolor que nadie imagina. Desde que el test de embarazo te da positivo tú ya te sientes madre, y tener que oir esas cosas es horrible. A mí me ayudó mucho un foro de internet donde había chicas que habían sufrido un aborto como yo. Sus palabras de consuelo, su ayuda fue la que me animó y me hizo superarlo. Por eso animo a todas las madres que hayan pasado por esto, sobre todo a las madres primerizas, a que busquen ayuda y consuelo en grupos de madres que han vivido lo mismo. Solo una mujer que ha vivido esta experiencia traumática sabe cómo puedes sentirte.

  22. Pilar

    Buenos días,
    hace un mes que he sufrido un aborto espontáneo y mi experiencia ha sido algo diferente a lo habitual.
    Sólo tenía 8 semanas de gestación cuando el ginecólogo detectó que algo no iba bien, el feto tenía un tamaño de 6 semanas, sin embargo se veía latir su corazón y parecía lleno de vida. Creo que por eso me dió cita para 2 semanas después.
    En esta segunda visita vimos que ya no había ningún indicio de vida y diagnosticó que había sufrido un aborto diferido, al preguntar las causas nos dijo que generalmente con tan poco tiempo se debe a problemas genéticos que la propia naturaleza se encarga de hacer su selección natural, y en 2 días debía presentarme en la clínica para hacerme el legrado. Fue justo el tiempo necesario para dejar todo organizado en el trabajo para 2 semanas de ausencia (fue lo que me aconsejó el ginecólogo) y preparar la maleta para ese día.
    Ingresaba a las 8 de la mañana, pero la noche anterior, sobre las 3 de la madrugada me despertó una enorme humedad en mi pijama. Tenía una hemorragia y tuve que marcharme de urgencias.
    De ahí hasta ahora todo lo habitual, quedando en mi memoria el cariño de las personas más cercanas que en todo momento me han arropado y ayudado a que todo haya salido bien. Algunas compañeras de trabajo que decían que eso era cosa rápida y a los 2 días debía volver a trabajar, pero eso me fue imposible, ya que la debilidad y las hemorragias tardaron un poco en retirarse y las 2 semanas de convalecencia me pareció poco para mi recuperación al 100%.
    Mentalmente no he sufrido demasiado, no sé si porque no me ha dado tiempo a asimilar el hecho de que estaba embarazada (aunque lo estábamos buscando), porque prefería que la misma naturaleza actuase frente a una situación que probablemente no hubiera sabido sobrellevar o porque tengo una cosita maravillosa de 2 añitos que ocupa todo nuestro tiempo, mente y corazón.
    Pasado mañana voy al ginecólogo de nuevo y espero tener noticias agradables para empezar a buscarle compañer@ a mi hijo. Esta experiencia me ha transmitido energía y ganas de luchar, aunque también tenga cierta incertidumbre y algo de miedo para lo que venga en el futuro. Sólo se que no se caba el mundo con esto y la vida siempre prevalece, esperando el mejor momento para incorporarse a la tuya.
    Un fuerte abrazo a todas las que en algún momento se han sentido mamás.

  23. Dolores Lopez

    Yo perdí mi bb de 12 semanas y sufrí mucho, sobretodo psicológicamente porque me torturaba pensando en que algo hice mal o no me cuide adecuadamente y le daba vuelta todo el día pensando en lo mismo eso me sumió en una profunda depresion , pero Dios siempre fiel seis meses después me embarace de nuevo y hoy tengo un hermoso hijjo de 22 meses , ya ese episodio triste quedo en el olvido y soy feliz con mis hijitos, animo amigas Dios compensa enormemente. :-)

  24. Vero

    Esperabamos con ansias darle un hermanito o hermanita a mi primer varon y era el momento adecuado el ya tenia dos años y no queriamos esperar mas, la emocion fue diferente de la primera vez algo dentro de mi me hacia temer y no disfrutar de la noticia, sucedio que esto coincidio con un cambio de residencia a otro pais y esto de una u otra forma generaba un poco de estres que opacaba la buena noticia, como presentia algo me realice un eco un dia antes del viaje y descubrieron un hematoma, lo consulte con mi doctora y me recetaron progesterona, estaba embarazada, tenia una vida creciendo dentro mio pero la empatia de la gente que uno espera no la hay y te pasa por alto, no te considera embarazada hasta que tengas una panzota y camines como pato, parecia q estaba sola con mi preocupacion solo mi esposo compartia conmigo ese temor. Una semana ya instalados en otro pais empece a sangrar y no se detuvo, las veces que iba al banio me sorprendia cada vez mas por mas reposo que hacia algo dentro de mi se desgarraba y no eran solo coagulos yo vi algo mas, entonces fuimos a emergencia yo esperaba que aquello sea el hematoma que habia descendido, me hicieron pruebas de sangre, dos tipos de ecos y nadie me decia nada pero las miradas de las enfermeras que buscaban y buscaban con su aparato sobre mi vientre y dentro de el me confirmaban mis terribles sospechas, para cuando me llevaron a mi habitacion estaba mi esposo esperando, nunca temble tanto, el no se animo a preguntar a la enfermera solo buscaba una respuesta en mi cara, cuando la ginecologa vino y chequeo entre mis piernas apenas le escuche decir : “Ok its closed ” .en tono aprobatorio a lo que mi esposo dijo : Its all right?, y ella hizo una mueca y dijo: ” really don’t “, todo lo que dijo despues aunque no fue en mi propia lengua lo entendi palabra por palabra cuando dijo there’s nothing… se confirmaban mis temores. Porque a mi? , que hice mal?, tenia el mismo escalofrio y miedo cuando di a luz a mi primer bebe, y ya no lo tenia mi esposo apreto mi mano y trago saliva, no habia mas que hacer alli, mi utero habia quedado limpio ya no estaba embarazada.
    Al salir de ahi me senti tan culpable de estar en ese pais, habiamos esperado tanto ese viaje y fue para perder a mi bebe es como si nos pasara factura se me fue de la manera mas cruda aquella personita a la que ya queria vestirla y le buscabamos nombre se me fue en el baño habia salido de mi cuerpo. no se porque dejo de crecer y se fue.
    Al llegar a casa mi unico anhelo era abrazar a mi hijo y besarlo , ya estaba dormido como un angelito , mi consuelo tendria que esperar.
    No pude dormir esa noche mi esposo durmio exhausto, asi que me quede en silencio tratando de asimilar lo que paso y es cierto hay mucha indiferencia de las otras personas cercanas. ebaden tu dolor con una indiferencia gelida, que me hacia pensar que tal ves mi dolor estaba exagerado. A veces olvidaba lo que habia pasado y sin querer cuando escuchaba un nombre para nuestro bebe me volvia a mi esposo para preguntarle, el se me quedaba viendo y deteniamos la emocion del momento recordando lo que paso y volviamos a la realidad.
    Hasta ahora me cuesta pasar por el hospital no puedo evitar sentir escalofrios y recordar esa noche de lluvia y tormenta.
    Ya han pasado unos 3 meses de aquello, y les cuento que hoy cumplo 5 semanas de gestacion y confieso que estoy aterrada se que ese estres no me ayuda y no puedo evitarlo. espero mi bebe este bien y pueda tenerlo en mis brazos solo le pido a Dios que haga en mi una cadena de milagros en cada paso, desde la particion de la celula que esta sea con su bendicion en este proceso tan delicado que me lleve a tener a mi hijo sano en mis brazos….

  25. Fernanda

    Hola tengo 20 años y estoy en contra del aborto…mi primer embarazo fue a los 16 años sufrí un aborto espontanea,cuando sucedió la verdad no me lo podía creer,tenía unas pocas semanas.A mis 17 años,quede otra ve embarazada,estando en casa senti un dolor horrible en la tripa y a lo que fui al baño vi algo de un tamaño considerable,esta vez se lo comente a mi madre y me llevo al medico,me dijeron que había sufrido un microaborto(que consideracion mas estupida porque es aborto y punto)me mando al hospital si seguia sangrando y la verdad lo segui durante semana y media pero no fui porque tenía miedo…a las 2 semanas de lo ocurrido senti que algo se movía dentro de mi y me hice una prueba(durante este tiempo no tuve relaciones porque no me sentia con animos de nada)y la prueba dió positivo quise denunciar al centro de salud porque cuando me hicieron la prueba me trataron muy desagradablemente inculcandome el aborto y muchas otras cosas mas,como que de que lo mantendria cuando yo estaba estudiando,que era muy joven y no tenia cabeza para estas responsabilidades entre 2 ginecologos y un matrona(era chico)casi me estaban obligando a que lo hiciera,mi embarazo fue penoso,respecto a que no encontre apoyo en mi madre ni en mi pareja sólo en mi padre,como no abandone los estudios,en el colegio me criticaban y me veian como el bicho raro..hoy todos lo adoran,tiene 18 meses y es mi vida.
    mi vida ha cambiado mucho,muchisimo pero no me arrepiento de mi decision porque es el unico motivo que hoy tengo para superarme como persona,me sorprende pensar que cuando somos madres entendemos tanto a nuestros padres,que una persona tan pequeñita e indefensa sea tu pilar…
    Cuando mi niño tenia 4 meses,volvi a quedarme embarazada,me asustó por el hecho de que era muy pronto para tener otro bebé,cuando me hice la prueba y salio positivo senti alegria y miedo,esa tarde me caí de una silla y lo perdí,perder un hijo es horrible perder 2 es insoportable,,me eché la culpa por tener un utero así,debi..despues entendí que si las cosas pasaron asi por algo sería,Dios sabe porque hace las cosas…
    Despues recurri a las barillas como metodo anticonceptivo hoy llevo un año con ellas y la verdad es que así estoy bien,con mi pequeño ya vale por ahora.

  26. Valeria

    Cuando perdi mi embarazo no lo podia creer porque yo habia escuchado popularmente que esto podia suceder antes de los 3 meses, pero no fua asi en mi yo ya estaba de 20 semanas de gestacion, y hacia 1 o 2 semanas que habia muerto mi bebe dentro yo no habia tenido ningun sintoma.
    pero parece que el instinto de madre es real, me quise hacer un control porque sentia que algo no estaba bien y asi fue como supe.
    me quedaron un monton de dudas que no quise sacarlas en ese momento estaba muy shockeada, por ejemplo es nesesario estimular un parto o se puede hacer cesarea en este caso??, no se lo unico que queria es que me lo sacaran. fue muy dramatico.
    pero lo puedo contar desde la vereda del frente porque a los 3 meses quede embarazada de nuevo y ahora esta con nosotros nuestra princesa de 3 meses.

Los comentarios están cerrados.