Y si el niño se pone malito, ¿falto al trabajo?

Un niño que está malitoTodo el equilibrio familiar se desmorona el día que uno de nuestros pequeños amanece malito. En la mayoría de los hogares ese tiempo que va desde el momento de levantarse a la entrada de cada uno de los progenitores en sus respectivas oficinas precisa de una disciplina casi marcial. No es necesario ni dirigirse la palabra (tanta confianza con la pareja a veces da asco): mientras uno se ducha el otro prepara los desayunos, luego despertar y vestir a los niños, pises, pelos, dientes, mochilas, atasco… Todo controlado.

Por eso la otra mañana casi entro en crisis al comprobar que los mofletes de mi pequeño ardían como dos manzanas encarnadas. Mi madre estaba viaje y carezco de confianza con la vecina como para pedirle que me cuidara a la criatura por unas horitas, así que no me quedó más remedio que llamar a mi jefe y a pesar de su tono disgustado, comunicarle que no iba a poder contar conmigo.

Cuando una mira a Europa y ve que en Holanda, Bélgica, Alemania o los países nórdicos no hay que pedir disculpas por faltar al trabajo cuando un familiar directo enferma (ya que cuentan con permisos retribuidos, hasta 12 días al año, para este tipo de eventualidades), dan ganas de plantearse el traslado o hacer un escrito a nuestros queridos gobernantes para que reflexionen sobre las dificultades de las madres trabajadoras a la hora de llevar a la práctica eso que llaman “conciliación”. Por fortuna el Congreso acaba de aprobar una proposición en la que se insta al Gobierno a que regule un permiso laboral retribuido cuando uno de nuestros hijos debe pasar largas temporadas hospitalizado. Está demostrado que en estas tristes circunstancias el niño necesita a sus padres más que nunca y por otro lado, parecería injusto obligar al padre a elegir entre su hijo y el trabajo.

¿Pero qué sucede entonces con los catarros, gastroenteritis… y todas estas enfermedades menores que desbaratan nuestras rutinas cotidianas? Hoy he podido torear el asunto bajo la promesa de que me pasaría a última hora por la oficina para recoger unos documentos que tendré que revisar luego en casa (mientras ayudo a mi hija con los deberes, preparo las meriendas, los baños, la cena…). ¿No deberían plantearse las empresas mayor flexibilidad horaria para este tipo de imprevistos? Juro que haría unas horitas extras con tal de no sentirme culpable cuando falto al trabajo por atender a mi hijo enfermo.

En tu caso, ¿tienes algún problema en el trabajo cuando tu hijo se pone enfermo?, ¿has llegado a algún acuerdo con tu empresa cuando necesitas faltar al trabajo para cuidad de tus hijos?

Autora: Cecilia Frías

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

9 pensamientos en “Y si el niño se pone malito, ¿falto al trabajo?

  1. Pingback: Hemos llorado a los muertos por encima de nuestras posibilidades - Iniciativa Debate Público

  2. MARIA

    Yo soy compañera de una madre con un hijo y siento deciros que no tengo nada en contra de las madres trabajadoras pero cuando falta mi compañera el trabajo, que no la ponen ningún problema porque tenga al niño malo, tenga que ir al médico con él o a la guardería, lo tengo que hacer yo a pesar de que ella tiene reducción de jornada hasta las 2 de la tarde. Si hay mucho trabajo, por supuesto que se da por descontado que las horas extras de más (sin cobrarlas) las tengo que hacer yo sin que nadie me pregunte si yo después del trabajo tengo algo que hacer y por su puesto lo tengo.
    El caso es porque yo tengo que cargar con algo que a mi nadie me ha pedido opinión.

  3. Pilar

    Hola, yo no se que hacer cada vez que mi hijo se pone malito. Vivo en un lugar donde no tengo ningun familiar, sola con el, y no me parece justo que cada vez que se me pone malo tenga que pagar una kanguro, que me sale cada dia por 40 E, si le da una gripe, que son 5 dias, multiplicad. Y eso sin contar con que el ninyo necesita a su mama en esos momentos. Esto es tercermundista. Y luego, hay gente que falta por nada, y estan meses y meses de baja con la excusa, muchas veces, de una depresion o cualquier otra enfermedad de dificil demostracion.

  4. Des

    Pues yo en ni trabajo lo tenemos bastante crudo la verdad, porque incluso cuando algún compañero tiene algún familiar directo o incluso un hijo o su marido en el hospital no te dan ni los dias que te corresponden por hospitalización u operación, osea que eso de faltar al trabajo por que un hijo se levanta malo esta muy chungo, yo en 5 años que llevo trabajando tan solo 1 dia falte y se me desconto el dinero del sueldo y encima me dijeron que eso no se podia volver a repetir que si cada vez que mi hijo se pusiera malo iba a estar faltando. Y otro dia mi hijo se lo llevaron a urgencias con una grastrointeritis que me lo dejaron ingresao unas horas y yo en mi trabajo llorando y me dijeron hombre te puedes ir pero si te vas le haces una putada a tus compañeros no a nosotros, porque yo trabajo en una residencia y claro somos 12 y todo nuestro trabajo influye unos sobre otros, en fin resumiendo que ahora que tengo 2 hijos y en breve mi incoporo que se me termina mi periodo de maternidad no se que será de mi porque trabajar hay que trabajar

  5. Mar

    La mayoria de las veces cuando mi hijo está malo ,Intento no faltar para nada al trabajo pero esta vez he tenido que hacerlo ya que el niño se nos puso bastante malo con una laringitis aguda y ha estado hospitalizado 2 dias . Bueno nuestros jefes bien un poco con disgusto pero bien , eso si que la cosa no se repita mucho porque si no ya estamos con las malas caras y bueno mientras las leyes no cambien y faciliten mejoras a las familias la cosa está así , la verdad que España al lado de otros paises de la comunidad europea deja mucho que desear, un saludo .

  6. lourdes

    la mayoria de las empresas privadas, dnde casi todos trabajamos, no aceptan con alegria a una mujer embarazada o con hijos….creo q el machismo se extiende ahi y la mayoria prefiere q todos seamos esteriles. no aceptan con beneplacito la conciliacion. es duro. si me dan a escoger…lo primero es mi hijo.

  7. Mary

    Lo que comenta la amiga carmen esta muy bien, pero eso es cuando cuentas con un marido a tu lado, que pasa en el caso de las viudas, divorciadas y madres solteras?, no existe esa opcion y siempre se tiene que pedir favor con algunos familiares si es que los hay cerca. Es buena la idea de levantar una propuesta que promueva lo que comenta la autora, ya que el mayor derecho de la mujer es ser madre y en casos extremos de enfermedades de nuestros hijos, ellos siempre quieren a la madre, o en el caso de dar el medicamente o toma de decisiones en caso de imprevistos es necesario siempre la madre. Amigas no es pretexto para no trabajar, pero hay que tomar en cuenta que hay quienes no tienen mayor opcion que pedir permiso en el trabajo.

  8. Carmen

    Mi jefe me dice, cuando le pido una mañana para llevar al niño al pediatra, que ya que yo trabajo y comparto con mi marido los ingresos familiares, por qué no compartimos también las obligaciones médicas. La verdad es que no le falta razón y es cierto que las mujeres nos hemos incorporado al mercado laboral sin quitarnos de encima otras obligaciones.

  9. Meeg Escalera

    hola a todas, afortunaamente en mi empresa tengo un poco la flexibilidad de que si necesito quedarme en casa a cuidar a mi hijo enfermo, me llevo mi lap y trabajo en casa, claros si surge algo muuuyyyyy urgente, no me queda de otra que trasladarme al trabajo y pedir a mi hermana o mama que me apoyen, no se trata de que puedo faltar cuantas veces quiera, pero si puedo atender a mi hijo, y si no es tan necesario quedarme con el puedo llegar un poco tarde. Estoy muy agradecida con mi Jefe y con la empresa por tener este gran gran apoyo.

Los comentarios están cerrados.