Efectos de la vitamina A en el embarazo y en el bebé

alimentacion_ambarazada_250.jpgLa vitamina A, también conocida como retinol, es fundamental para nuestro organismo, sobre todo en el embarazo. Gracias a este nutriente nuestros tejidos se desarrollan adecuadamente y nuestros huesos se fortalecen. También desempeña funciones esenciales para la visión, el sistema inmunitario y nervioso.

Esta vitamina podemos encontrarla en numerosos alimentos como huevos, carne, leche, queso, hígado o riñón. Sin embargo, no conviene abusar de ellos porque contienen grasas saturadas y colesterol. Pero existen otros alimentos ricos en vitamina A, como los betacarotenos, que se encuentran en alimentos de origen vegetal. Entre ellos las zanahorias, brocoli, espinacas, calabacín y frutas como el albaricoque o el melón.

En el embarazo, la vitamina A es esencial para la formación del embrión. Sin embargo, un exceso o un defecto de esta vitamina pueden producir efectos con graves consecuencias para la madre o el futuro bebé.

La falta de vitamina A en el embarazo puede producir pérdidas de visión en la madre

Un estudio reciente, publicado en la revista The Lancet, realizado por un equipo de investigadores del Columbia University Medical Center analizó el cuadro clínico de una mujer de 24 años, embarazada de 26 semanas, que padecía pérdidas de visión de forma progresiva durante 7 semanas.

Analizando las causas que podían producir esta circunstancia se descubrió que las reservas de vitamina A de la madre eran insuficientes, de modo que las que pocas que tenía se las “apropiaba” el feto para su formación, dejando a la madre sin niveles suficientes para el correcto funcionamiento de su organismo. De ahí su pérdida de visión.

La razón principal por la que se produjo este hecho puede ser consecuencia de una mala absorción intestinal debido a una cirugía bariatrica (intervención para reducir el estómago), a la enfermedad de Crohn´s o a un mal funcionamiento del páncreas, según los expertos. La joven padecía anorexia nerviosa. Durante siete años había restringido su dieta a cebollas, patatas y carne roja. La futura madre recuperó totalmente su visión tomando, bajo prescripción médica, suplementos de vitamina A.

Los expertos consideran clave para el buen desarrollo del feto y del bienestar de la madre durante el embarazo seguir una dieta sana y equilibrada, rica en vitaminas y minerales.

El exceso de vitamina A en el embarazo puede producir graves problemas en el feto

Un exceso de vitamina A durante la gestación también puede producir defectos congénitos o malformaciones en el feto, o incluso una pérdida del bebé en el embarazo.

Nuestro organismo necesita alrededor de 800 microgramos diarios de este nutriente durante el embarazo. La intoxicación por vitamina A se produce cuando tomamos más cantidad de la que realmente necesitamos. Este hecho se produce principalmente cuando abusamos de suplementos vitamínicos, ricos en vitamina A, sin consultar previamente con nuestro médico o especialista. En este caso la visita al ginecólogo es obligada para que nos informe de las posibles contraindicaciones que pueden existir en el embarazo.

Durante el embarazo y en el periodo de lactancia también conviene asesorarse sobre los efectos de utilizar determinados productos que se utilizan para tratar las quemaduras solares o acelerar el bronceado, ya que pueden contener altas dosis de vitamina A o betacaroteno.

La vitamina A para el bebé en el periodo de lactancia

Prácticamente todos los niños nacen con bajas reservas de vitamina A. Un método para solucionar esta carencia es alimentar al bebé mediante lactancia materna, ya que la leche de la madre contiene altas dosis de este nutriente. Por ejemplo, el calostro (la primera leche de la madre) contiene más dosis de vitamina A que cualquier otra leche de fórmula, e igualmente ocurre con la leche materna que produce la madre después.

Los niños que tienen bajas dosis de vitamina A pueden llegar a enfermar. Algunos de los trastornos más comunes son la pérdida de apetito, la aparición de problemas oculares o una menor resistencia a determinadas infecciones. Por esta razón, y siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), conviene alimentar a nuestro bebé con lactancia materna, al menos, hasta los seis meses de vida.

En tu caso, ¿has tenido problemas con la alimentación durante el embarazo?, ¿has tomado algún suplemento alimenticio sin consultar previamente con el ginecólogo?, ¿has sufrido déficit de vitamina A en el embarazo?

Comparte tus dudas, opina sobre este artículo y consulta los comentarios.

Autora: M. Abalo

Más información en elbebe.com sobre alimentación:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 pensamientos en “Efectos de la vitamina A en el embarazo y en el bebé

  1. yuletd

    hola estoy embarazada y tengo 31 semanas y me gustaria saber si el resecamiento que tengo en la piel es por la falta de vitamina a, me diagnosticaron que tenia deficid de vitamina a yo me hitrato con aceite de almendras pero la piel sigue muy reseca que puedo hacer. gracias

  2. CAROLINA

    hola mamis!! les cuento yo tome mucho acidi folico antes de quedar embarazada, y en el embarazo la doctora me mando acido folico con hierro aca en uruguay se llama cheltin folico ya estoy de 7 meses y 1/2 y sigo tomando. saludos!!

  3. MARTUSHIS

    HOLA, YO SOY NIÑERA PROFESIONAL,TENGO 2 MESE DE EMBARAZO Y HACE UNO QUEDÉ VIUDA, LES AGRADEZCCO SI ME PUEDEN ENVIAR TODO ESTE TIPO DE INFORMACIÓN DE PREVENCIÓN Y CUIDADO PARA EL BIENESTAR DE TODOS, ESTOY UN POCO DESUBICADA, NO SÉ QUE HACER, LLORO Y ME DESAHOGO O LLORO POR POQUITOS, GRACIAS POR SU APOYO

  4. Rosa

    Buenos días, estoy embarazada de 17 semanas y el médico me recetó tomar ácido fólico en compridos de forma diaria. En el departamento de madres embarazadas de una tienda vi que Bayer tiene un tipo de comprimidos de ácido fólico específico para embarazadas que además tiene otras muchas propiedades como: vitaminas D, E, C, B1, B2, B6, B12, Niacina, Biotina, Ácido Pantonéico, Calcio, Fósforo, Hierro, Magnesio, Zinc, Cobre y Manganeso. Mi madre me comentó que podría ser nocivo que me las tomara sin consultar a mi médico porque un exceso puede ser dañino. Yo vivo en Inglaterra y aquí todo es un poco diferente, no te asignan a un/a ginecólogo/a, te ve una matrona que está en prácticas para hacerte un chequeo una vez cada dos meses y cada x semanas en el hospital me hacen el escáner para ver que todo va bien. Mi médico de cabecera… no confío mucho en él pues me da la sensación que sólo sabe tratar resfriados y gripes, no parecen muy profesionales. Podría por favor aconsejarme?? Muchísimas Gracias.

Los comentarios están cerrados.