¿Cómo afecta la crisis económica a las familias?

Familia. Comida familiar | elbeb.comNada en esta vida es blanco o negro. Por fortuna existe toda una gama de grises que matiza la mayoría de las situaciones a las que nos enfrentamos en nuestro quehacer cotidiano. Parece innegable que tenemos por delante un año “complicado de torear”, que tras las cifras del paro se esconde la difícil historia de muchísimas familias y, que los que aún conservamos nuestro puesto de trabajo, aunque no sea el mejor del mundo, solo nos atrevemos a musitar un “Virgencita, que me quede como estoy”. Con todo, me atrevería a afirmar que esta crisis en la que estamos profundamente sumergidos también tiene su cara positiva, al menos desde el punto de vista humano.

Sé que a veces me pierde la nostalgia, pero cuando éramos pequeños, los cumpleaños se festejaban siempre con una merienda en casa, en la que invitabas a tus amiguitos más cercanos y pasabas la tarde tan ricamente jugando con las muñecas o disfrazándote con lo que fuera, luego tarta, piñata como mucho, y a casita.

Creo que a mi hija este plan le parecería de otra galaxia, ya que se ha acostumbrado a que las celebraciones sean con animadores, en parques infantiles de bolas, el zoo o algunos otros centros recreativos en los que los sumisos papás nos hemos dejado un dineral por un par de horas de diversión (y utilizo el plural porque yo he sido la primera en caer dentro de este berenjenal del consumo).

Pues bien, en estos últimos meses las fiestas han ido mermando al igual que los presupuestos de nuestros desgastados bolsillos, y se va retornando a planes más moderados (de los de gusanitos y mediasnoches en casa), por los que te das cuenta de que a los niños no hay necesidad de entretenerlos. Ellos solitos y su desbordante imaginación se bastan y se sobran para pasar una tarde apasionante.

Este es solo un ejemplo de cómo la escasez de recursos nos puede ayudar a recuperar otras formas de ocio que teníamos olvidadas (hoy pasamos más tiempo en casa y jugamos más en familia), a ser más solidarios cuando el prójimo necesita ayuda (ahora sí tenemos tiempo de escuchar los problemas del vecino)… a ser menos egoístas, en fin. Que al menos la crisis nos sirva de algo.

En tu caso, ¿cómo ha afectado la crisis a tu familia?, ¿crees que se han recuperado ciertos valores aparentemente olvidados?, ¿ha cambiado vuestra forma de celebrar las fiestas de cumpleaños u otros festejos? Cuéntanos tu experiencia.

Opina sobre este artículo y consulta los comentarios.

Autora: Cecilia Frías

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 pensamientos en “¿Cómo afecta la crisis económica a las familias?

  1. antonia

    Hola Susana, siento mucho tu situación, yo tengo una parecida mi madre también nos tiene que ayudar, mi marido tenia una empresa de construccion y hace 2 años la tuvimos que cerrar porque no nos pagaban, tenemos que pagar casi 3000 euros de hipoteca porque tuvimos que hacer frente a los acreedores de la empresa, yo trabajo pero mi jefe me paga hoy 50 euros mañana 100 y así vamos tirando, encima tengo a un familiar muy enfermo, a veces me pregunto que habré hecho mal me siento solo, y sin ganas de vivir si no fuera por mi hijo de 5 años no estaría aquí, estoy cansada de luchar, me siento agotada, no sé si me van a quidar mi casa y lo peor de todo que mi madre está como aval, es terrible levantarte por la mañana sin saber si te van a tocar a la puerta para cobrar, suerte Susana de verdad, espero de todo corazón que las cosas mejoren para ti y tu familia, ánimo y a luchar que tienes 2 ángeles en casa

  2. Susana

    Buenos días, en mi caso la crisis esta siendo muy mala, no me ha ayudado a recuperar valores porque los cumpleaños de mis hijos siempre se han celebrado en casa, sin animadores, ni payasos ni fiestas de bolas, son como eran los míos de pequeña, yo no he querido que esos valores los perdiesen mis hijos. Me paso horas jugando con ellos, no vamos al cine, esperamos a que la peli este en dvd y la alquilamos pasando una magnífica tarde en familia. Por culpa de la crisis mi marido lleva 1 año en paro, en Noviembre empezó a cobrar el subsidio por desempleo, 423€ al mes, y yo cobro lo mismo porque también estoy parada, pagamos 720€ de hipoteca y tenemos 2 niños, mi hijo cumplió 2 años el 12 de enero y no hemos podido celebrar su cumpleaños, solo hicimos un bizcocho casero para que por lo menos soplara su velita, y le cantamos cumpleaños feliz su hermana, mi marido y yo. Mi hija no puede ir a excursiones escolares, solo tiene 4 años y medio, tiene que ver como se van sus compañeros porque no podemos pagarlas, ¡si apenas nos llega para comer!, cada día vamos a la biblioteca, al centro de Internet para mirar el correo, por si acaso hay un empleo para nosotros, pero cada día volvemos a casa con la misma cara de tristeza. Tenemos que dejar recibos impagados para poder comprar comida, mi madre nos compra el pollo y mi padre nos trae algo de carne y un poco de embutido. Jamas habíamos estado así, nunca hemos tenido que pedir que nos compren comida y es terrible la sensación cuando tus hijos te piden algo y no puedes dárselo porque tu nevera esta vacía.
    Un saludo a todos y a los que estén en nuestra situación mucha suerte.

Los comentarios están cerrados.