Publicidad

A mi bebé le están saliendo los dientes

No sé qué me pasa pero últimamente ando machacada con la muela del juicio. Sí, y hablo en singular porque hace años que me saqué las tres primeras y las pasé canutas. Recuerdo que todavía era novia de mi chico y me mantuve más de una semana en el más puro ostracismo: el pudor (tenía

No sé qué me pasa pero últimamente ando machacada con la muela del juicio. Sí, y hablo en singular porque hace años que me saqué las tres primeras y las pasé canutas. bebe-feliz.jpgRecuerdo que todavía era novia de mi chico y me mantuve más de una semana en el más puro ostracismo: el pudor (tenía la cara tan deforme como una elefanta) y la mala leche (es que tengo un umbral del dolor un poco bajo) me impidieron verle durante una temporadita hasta que volví a estar presentable tanto en lo físico como en lo psíquico.

Pues bien, no es que me vaya por las ramas en plan egocéntrico (que también), sino que el tema de la muela me lleva a empatizar totalmente con mi hijo. Y así, en vez de pensar que el pobre está histérico tras largas horas de llanto o que ¡vaya fastidio tener que cambiarle por cuarta vez el body empapado en babas!, pues me solidarizo y le siento un auténtico mártir: si yo tuviera que soportar la paulatina rotura de la encía un día tras otro creo que me desmayaría del dolor o me plantearía algún modo más drástico de acabar con tanto sufrimiento!!!

La cuestión es que el pobre Álex desahoga sus penas a bocado limpio, y no todos los de su entorno son tan comprensivos como su querida mamá: gracias a mis sermones Sarita aguantó estoicamente hasta que, hace poco, se cansó del salvaje de su hermano y decidió responderle con semejante moneda (total, que en el terreno doméstico me paso el día curando heridas con el “betadine” en mano). Para mi vergüenza, en el parque ya me han llamado la atención y no sé como hacer para que el niño no se gane la fama de “caníbal”. Consulté con la pediatra, pero no puedo tenerle todo el día drogado a base de “Dalsy”.

En fin… que ya solo nos queda que nos salgan los colmillos y espero que se calmen los ánimos. Mientras tanto, el pobre tiene el culito con unas llagas en carne viva que me dan ganas de enseñar a todo el que me recrimina su conducta como para justificarle: “¡Mi niño no es malo, es que sufre mucho y se consuela como puede!!”.

¿Qué tal llevan vuestros peques el tema de los dientes? ¿Y vosotras? ¿Sabéis de algún ungüento especial para aliviarle las erupciones del culito?

Temas relacionados en Elbebe.com:

Participa en la encuesta de Elbebe.com:

Opina sobre este artículo y consulta los comentarios.

14 comments
admin
ADMINISTRATOR
PERFIL

Carrusel de Posts

Publicidad

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscripción a Elbebe.com

Últimos posts

Autores

Lo + comentado

Videos destacados

Publicidad