Heces o deposiciones del bebé: ¿qué ocurre cuando ingiere alimentos sólidos?