El baño del bebé. ¿Por qué algunos bebés lloran durante el baño?

El baño del bebé. ¿Por qué algunos bebés lloran durante el baño?


La mayoría de los bebés disfruta del baño. El contacto físico con el padre o la madre relaja a los bebés y el agua les divierte. A algunos recién nacidos, sin embargo, les cuesta acostumbrarse a este hábito de higiene y, por ello, lloran. En este artículo encontrarás algunos consejos para conseguir que tu bebé disfrute del baño y para que este sea seguro.

Publicidad

Consejos para un baño relajante del bebé recién nacido

El baño forma parte de la higiene diaria de los bebés. Aunque no se ensucian como un niño mayor, el baño sirve para eliminar el sudor y las células muertas de la piel.

El baño es una actividad relajante y favorece el sueño del bebé. Por ello, la mayoría de las madres baña a su hijo por la noche. 

El baño favorece el contacto corporal entre la madre o el padre y el bebé, lo cual le tranquiliza y le da seguridad. Es un buen momento para hablarle, cantarle, hacerle algún mimo o, después del baño, darle un masaje.

La bañera no debe llenarse más de 10 ó 15 cm y la temperatura del agua debe estar cercana a la temperatura del cuerpo 35-37º. Si no dispones de un termómetro de baño, puedes comprobar la temperatura introduciendo un codo en el agua. Empieza llenando la bañera con agua fría y completála con agua caliente. Así evitarás que tu bebé se queme.

No abuses del uso de jabones. No hace falta utilizar jabón a diario sobre la piel de los bebés, pues reseca en exceso la piel. Sólo es necesario si está muy sucia la zona del pañal. Puedes utilizar aceites vegetales para favorecer la elasticidad de la piel.  

El bebé no debe quedarse solo en el baño en ningún momento. Por ello, debes asegurarte de tener a mano todo lo necesario antes de empezar a bañar a tu bebé.

¿Qué objetos conviene tener a mano para bañar al bebé?

- Una toalla seca y templada para secar al bebé despues del baño.

- Jabón líquido neutro para bebés.

- Una esponja vegetal para frotar sin dañar la piel del bebé.

- Crema especial para el culito del bebé.

- Aceite o crema hidratante para bebés.

- Una gasa estéril y alcohol de 70 grados para la cura del cordón umbilical

- Pañales limpios.

- La ropa con la que se va a vestir al bebé después del baño.

- Un cepillo de cerdas suaves para el pelito del bebé.

- Colonia suave para bebés, que debe aplicarse en la ropa y con moderación.

El polvo de talco puede ser tóxico para el bebé si éste lo inhala. Es preferible prescindir de su uso.

¿Por qué algunos bebés lloran durante el baño?

Algunos bebés se relajan en el baño, mientras que otros lloran cuando se les viste y desviste, y también dentro del agua.

Probablemente sea porque su temperamento les hace más irritables y toleren mal los cambios (de ropa, de actividad, de postura).

Parece que se sienten inseguros al encontrarse sin ropa y sin apoyo.

Por lo general se van habituando al baño y, poco a poco, disfrutan más con esta actividad.

Si la hora del baño del bebé es motivo de estrés para los padres, pueden hacerlo en días alternos (los bebés no se ensucian tanto), y limitarse a limpiarle la cara y el culito.

Algunos padres y madres han comprobado que el bebé se relaja más si se bañan con él, sujetándole contra su cuerpo, lo que le da seguridad y le permite bañarse sin llorar.


Artículos relacionados

Consejos para lavar y sujetar al bebé durante el baño

Consejos para lavar y sujetar al bebé durante el baño

En este artículo te damos algunos consejos para que bañes y seques a tu hijo con total seguridad.

¿Cómo debe ser la bañera del bebé?

¿Cómo debe ser la bañera del bebé?

En el mercado existen muchos tipos de bañeras para bebés pero... ¿Sabes cómo debe ser la bañera de tu hijo?

Principales riesgos y medidas de precaución en el cuarto de baño

Principales riesgos y medidas de precaución en el cuarto de baño

Existen diferentes elementos que hay que vigilar como las hojas de afeitar u otras piezas cortantes que puedan producir heridas.

El aseo diario del bebé

El aseo diario del bebé

Consulta cuáles son los principales cuidados del bebé, cómo limpiarle los oídos, los ojos, la nariz, los genitales o el cordón umbilical.