Colorterapia, el poder de los colores en la habitación del bebé

Colorterapia, el poder de los colores en la habitación del bebé


El cuarto del bebé debe ser un espacio pensado para favorecer su desarrollo. Los colores pueden influir en el estado de ánimo del bebé, en su sueño y su temperamento. Por ello, te recomendamos que evites ciertos colores, como el rojo, el amarillo o el negro, para pintar las paredes del cuarto de tu hijo. Hay otros colores, como el azul o el verde, que ejercen una influencia positiva en los niños.

Publicidad

Colorterapia los colores de la habitación de los bebés

Los colores transmiten sensaciones por lo que elegir correctamente las tonalidades de la habitación del bebé ayuda a que crezca en un ambiente de equilibrio y seguridad.

A la hora de elegir un color para las paredes de la habitación del bebé se recomienda utilizar un color único, en lugar de estampados o de mezclas de varios colores. Lo más adecuado es utilizar tonos pastel, aunque hay otras opciones que puedes contemplar:

Colores que podemos utilizar para la habitación del bebé:

  • El azul es un color muy tranquilizador. Produce mucha paz y armonía y está asociado al afecto, la amistad, la fidelidad y el amor. Es recomendable sobre todo en tonos claros y pastel.
  • El verde es el color de la esperanza. Está asociado con la naturaleza y expresa juventud, vigor. Para la habitación del bebé es recomendable en tonos claros y suaves.

Colores que debemos evitar para la habitación del bebé:

  • El rojo es un color estimulante y pasional. Con él se expresa la ira, la agresividad, la pasión y el peligro. A pesar de que se considera un color que trae buena suerte no es aconsejable para la habitación del bebé.
  • El amarillo irradia mucha luz y amplía el espacio. Su luminosidad hace que las habitaciones se vean claras e intensas. No obstante, no se recomienda para habitaciones de bebés, ya que éstos suelen llorar más en habitaciones de este color.
  • El color negro expresa muerte, tristeza, nocturnidad. Se asocia a lo oscuro y a la tristeza. A pesar de que también es el color de la elegancia por excelencia, no está recomendado para decorar las habitaciones.
  • El blanco representa la armonía y pureza. Con este color se asocian sentimientos de inocencia, paz, infancia, estabilidad y calma. Sin embargo, según el Feng Shui el blanco puede evocar frialdad, así que no se recomienda para las habitaciones con niños.

Artículos relacionados

Feng Shui en el cuarto del bebé: ¿cómo decorar su habitación?

Feng Shui en el cuarto del bebé: ¿cómo decorar su habitación?

Las palabras Feng Shui significan "viento" y "agua"y se refieren al movimiento del "chi", la energía que fluye por todo el universo.

¿Tradición o vanguardia para el cuarto del bebé?

¿Tradición o vanguardia para el cuarto del bebé?

Hay tonos que nunca pasan de moda y contribuyen a crear serenidad en la habitación del bebé.

¡4 estrategias para ahorrar en la habitación del bebé!

¡4 estrategias para ahorrar en la habitación del bebé!

La ilusión ante la llegada del bebé lleva a muchas madres a olvidar lo que es necesario y lo que no lo es para la habitación del bebé.