El chupete, ¿cuál es la clave de su éxito?