Un anuncio japonés de dulces para niños calma el llanto de los bebés