Manchas de nacimiento en la piel del bebé recién nacido: ¿deben alarmarnos?