En el segundo mes de vida del bebé se produce un "bache" que coincide con el fin de la cuarentena