Durante el primer mes, el bebé no duerme toda la noche pues necesita comer