El Hospital Gregorio Marañón acogerá a 200 profesionales que pondrán al día los últimos avances en cardiología pediátrica